Estudiantes de UNAN-Managua se «avergüenzan» de sus autoridades académicas

En un comunicado exponen que las autoridades hicieron caso omiso a las exigencias de los estudiantes.

Estudiantes de la UNAN piden destitución de los representantes de UNEN. LA PRENSA/JADER FLORES

Los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua en Managua (UNAN-Managua) manifestaron que las autoridades de esta universidad hicieron caso omiso a sus demandas, entre estas la renuncia de los actuales dirigentes de la organización estudiantil Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), que actúa como brazo político del partido de gobierno Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en las universidades públicas del país.

Lea también: Universitarios rechazan la influencia del FSLN en UNEN

Los estudiantes sostuvieron el martes un encuentro con las autoridades de la UNAN-Managua, donde también exigieron el «mantenimiento de la autonomía universitaria e instalaciones libres de proselitismo político; la seguridad de los estudiantes que se encuentran dentro del recinto; la seguridad de los archivos académicos tanto de los estudiantes en general como de becados internos y externos».

Los estudiantes también exigen al consejo administrativo emitir un comunicado en el cual se aclare que quienes se encuentran en el recinto son estudiantes, no delincuentes.

«Luego de exponer nuestras demandas, el consejo administrativo de la UNAN Managua hizo caso omiso a las exigencias de los estudiantes. Con sus posturas autoritarias nos amenazaron con represalias si ocurría algún incidente en el recinto. Durante lo que duró el diálogo los representantes de la institución no se mostraron comprometidos, ni siquiera interesados con la normalización de las actividades administrativas y académicas», manifiesta el comunicado de los estudiantes.

Desde el lunes los estudiantes se tomaron el recinto de la UNAN-Managua, donde se mantienen suspendidas las clases hasta que cumplan sus exigencias.

Lea además: Policía volvió a atacar la UPOLI y sigue el asedio

Por otra parte, los estudiante repudiaron el comunicado emitido por la UNAN- Managua en el que acusan a Gonzalo Carrión del Centro Nicaragüense de Derecho Humanos (Cenidh) de incitar a la violencia en el recinto y lo amenazan con llevarlo a juicio.

«Nos avergüenza el actuar de nuestras autoridades académicas que desde hace años se han prestado al descarado servilismo frente a las directrices del gobierno. Ya ha quedado demostrado que a dichas autoridades no les interesa en lo absoluto lo que suceda con sus estudiantes, mucho menos preserva la autonomía universitaria. De la misma forma, denunciamos el actuar de UNEN como brazo del partido de gobierno y dejamos claro que ellos no representan el sentir de los estudiantes. No permitiremos que las oficinas de UNEN abran nuevamente hasta que no se convoquen a elecciones para escoger a representantes legítimos. Exigimos la entrada del CENIDH y la CPDH a nuestros recintos para que garantice nuestra protección», manifiesta el comunicado de los estudiantes de la UNAN-Managua.

Las protestas de los estudiantes contra las decisiones del Gobierno iniciaron en abril en la Universidad Centroamericana (UCA), la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), la Universidad Nacional Agraria (UNA) y la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), pero fueron reprimidas por la Policía antidisturbios y las turbas de la JS, lo que dejó un saldo de más de 40 muertos. Los estudiantes de la UNAN-Managua fueron los últimos en tomarse el recinto este lunes, pese a las amenazas e intimidación. Entre los muertos que dejó la represión, se cuentan estudiantes, civiles, policías, un periodista y un adolescente de 15 años.

Le puede interesar: Muere universitario que fue baleado durante el inicio de las protestas contra Ortega

Luego de las declaraciones de los estudiantes, el Consejo Universitario de dicha universidad, por medio del secretario general Luis Alfredo Lobato Blanco, denunció la protesta de los estudiantes como ilegal y los acusó de provocar daños a la institución.

Según el funcionario universitario, la toma del alma mater es realizada por «elementos ajenos» a la casa de estudios que han ocasionado pérdidas materiales y afectación a la vida académica, administrativa y al presupuesto universitario».

Una resolución leída por Lobato ante medios oficialistas, dice que «las autoridades universitarias reiteran su profundo pesar por la pérdida de valiosas vidas humanas, heridos y mutilados, así como la destrucción de bienes y propiedad pública y privada».

Sin embargo los estudiantes que mantienen tomada la universidad como protesta por los abusos de poder de Daniel Ortega y el uso de la fuerza letal contra 46 nicaragüenses, la mayoría de ellos estudiantes, estimaron que el mensaje de la Unan-Managua al desconocer la legitimidad de la protesta social de los universitarios puede justificarse como un banderillazo para que fuerzas de choque del orteguismo y la policía ataquen el recinto, tal y como la han haciendo de manera reiterada contra la Upoli.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: