Antecedentes de tortura y abusos en Nicaragua

Defensores de derechos humanos recuerdan situaciones vividas ya anteriormente por grupos que han salido a protestar como los de la minería de Santo Domingo, de Chontales, los integrantes del Movimiento Anticanal

brutalidad policial, protestas

En las manifestaciones de abril pasado a la fecha, ha habido constantes denuncias de maltrato durante las capturas. LA PRENSA/Jader Flores

La golpiza que relató el joven Franklin Flores recibió el pasado 7 de mayo por parte de la Policía, pese a haber sido impactado con una bala de goma que le costó el ojo derecho, es parte de la brutalidad policial que se ha denunciado desde hace muchos años en contra de los agentes policiales.

Esto lo señalan defensores de derechos humanos quienes recuerdan situaciones vividas ya anteriormente por grupos que han salido a protestar como los de la minería de Santo Domingo, de Chontales, los integrantes del Movimiento Anticanal.

Uno de los casos más recientes y que provocó múltiples reproches de la población, fue el de Juan Rafael Lanzas Maldonado, cuyo caso trascendió en febrero pasado. Él perdió las piernas por las condiciones inhumanas y de maltrato en que lo mantuvo detenido la Policía en la delegación de Matagalpa.

En las manifestaciones de abril pasado a la fecha, ha habido constantes denuncias de maltrato durante las capturas y la forma brutal con que han sido reprimidos los manifestantes. El asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), conoció el caso del joven Franklin Flores.

“Cuando el (agente) antimotín lo lesiona él estaba atendiendo en el suelo a un joven herido, allí fue prácticamente a quemarropa que el policía le pegó un balazo en el ojo… herido y torturado en El Chipote”, manifestó Cuevas.

Lea además: Cenidh eleva a 45 la cifra de muertos en las protestas en Nicaragua

Y por familiares de otros presos ha conocido dijo Cuevas, que éstos han sufrido golpizas dentro de esas mismas celdas.

Mencionó Cuevas por ejemplo, que conoció que a un estudiante que solo conoció el apodo que le dicen El Negro, debido al maltrato al que ha sido sometido por parte de los policías hasta “le fracturaron el fémur a golpes”.

“Están torturando yo no se si para humillar o para sacarles información, porque aquí se ha usado desde hace tiempo la tortura como un método para investigar”, expresó la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Vilma Núñez.

“O los golpean ya por sadismo a un preso que ya está reducido, por sadismo o porque están queriendo sacar información”, aseguró la defensora de derechos humanos.

Núñez indicó, que no puede precisar si esta forma de actuación de la Policía es para humillar a los detenidos, en este caso en su mayoría estudiantes universitarios que han salido a protestar contra la represión gubernamental o lo hacen por sadismo. Y recordó la presidenta del Cenidh que los casos de tortura y tratos crueles denunciados contra la Policía llevan varios años señalándolo.

Lo que dijo la CIDH

El pasado 24 de abril la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al referir a la situación en Nicaragua le recordó al Gobierno en representación del Estado de Nicaragua que los operativos de seguridad deben ser planificados bajo protocolos de actuación, que garanticen el uso adecuado, progresivo y proporcional de armas menos letales y favorezcan el diálogo

La CIDH también hizo un llamado a las autoridades a investigar de forma pronta y exhaustiva la conducta policial durante estas manifestaciones, y establecer las sanciones correspondientes.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: