INSS pierde más de 24 mil afiliados en cinco meses, situación que agudiza crisis

Según estadísticas publicadas por el Banco Central de Nicaragua,hasta marzo de este año el INSS tenía a 896,869 trabajadores, inferior a las 921,328 personas en noviembre 2017

INSS

LA PRENSA/ARCHIVO

En medio de la crisis financiera que enfrenta, la principal fuente de ingresos del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) se está deteriorando. Entre noviembre y marzo su planilla de afiliados se ha reducido. En esos cinco meses consecutivos 24,456 trabajadores que contaban con un trabajo formal en diversos sectores de la economía, pasaron al desempleo o a la informalidad.

Según el Banco Central de Nicaragua (BCN), los sectores que han mostrado mayor reducción en la cantidad de afiliados a la Seguridad Social son en primer lugar, comercio, servicios comunales, sociales y personales; en segundo lugar Transporte y Comunicaciones, le siguen minas y canteras y finalmente la construcción.

Aunque la reducción de afiliados a la Seguridad Social en diversos sectores económicos comenzó en noviembre, en octubre el sector comercio ya había perdido asegurados. En octubre el comercio tenía registrados 190,516 afiliados frente a los 166,647 que reportó en marzo. Eso representa una pérdida de 23,869 afiliados en seis meses, solo para este sector.

Lea además: INSS ordena aumentar aporte de trabajadores y reactiva deducción del 5% a pensionados

LA PRENSA intentó obtener una explicación de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN) sobre esta reducción de trabajadores que emplea el sector, pero el presidente de la organización, Rosendo Mayorga, no respondió a las consultas.

También la construcción

A la disminución de afiliados en el comercio se suman las de otros sectores. El sector construcción tenía hasta noviembre 34,152 afiliados pero al cierre de marzo las estadísticas del BCN reflejan que ha perdido 1,590 afiliados, ya que se encuentra en 32,562 inscritos. El sector Trasporte y Comunicaciones perdió entre noviembre y marzo 1,014 afiliados pasando de 38,043 a 37,029 inscritos.

En el caso de minas y canteras su planilla de asegurados comenzó a caer desde agosto, para una reducción de 273 afiliados entre ese mes y el cierre de marzo. Este sector pasó de 5,456 en agosto a 5,183 afiliados en marzo.

Le puede interesar: Gobierno admite “parche” al INSS y advierte que habrán más ajustes dentro de 5 años

Tampoco fue posible obtener la versión del presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC), Rodrigo Pereira, sobre la merma de afiliados a la Seguridad Social en este sector.

A pesar de la merma de inscritos en los sectores antes mencionados, las estadísticas del BCN refieren que en términos interanuales, hasta marzo de este año otras actividades económicas experimentaron incremento en su afiliación, entre ellas electricidad, gas y agua en 9.9 por ciento; industria manufacturera 4.7 por ciento; financiero 1.4 por ciento; y el sector agropecuario 1.1 por ciento. Sin embargo, estos incrementos no compensaron la reducción de los sectores antes mencionados, que en total el INSS perdió 24,456 asegurados.

Según el BCN, en noviembre el INSS tenía en su planilla a 921,325 afiliados y al cierre de marzo solo reportó 896,869 inscritos.

Lea también: Gobierno acusa de chantaje a Cosep y rompe modelo de consenso en reforma al INSS

Por mala imagen del INSS

Por otra parte la máxima entidad bancaria indica que el salario promedio nominal de los afiliados se situó en 10,737.80 córdobas, registrando un crecimiento interanual de 11.1 por ciento. Además el salario promedio real de los afiliados mostró un incremento interanual de 5.9 por ciento, ubicándose en 4,828.70 córdobas.

Leonardo Torres, presidente del Consejo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Nicaragüense (Conimipyme), considera que la baja en la afiliación de los trabajadores de distintos sectores económicos se debe a “toda la situación que se ha venido hablando desde hace meses de que el INSS tenía una quiebra técnica”.

Torres agregó que esta situación “no estimula a los trabajadores a exigir a sus empleadores que los incorporen al INSS” y algunos hasta piden que no los incorporen a la Seguridad Social para que no se le deduzca el porcentaje que corresponde al aporte laboral, aunque la patronal está obligada a hacerlo”.

Según Torres, lo que ocurre es un “problema de percepción”, pues si la gente considera que no es necesario cotizar al INSS, las empresas tienden a no registrarlo y eso incrementa la informalidad de la economía.

Torres afirmó que desde Conimipyme trabajan para concientizar al sector empresarial, sobre todo a las micro y pequeñas empresas.

“Si mejoramos la percepción que se tiene sobre el Seguro Social y trabajamos dentro del marco del diálogo en una mesa económica el tema de las propuestas para darle una solución de mediano y largo plazo al INSS” esta situación va a mejorar, sostiene Torres.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: