Dan último adiós a Jimmy Parajón, el ciudadano asesinado en el asalto a la Upoli

Jimmy Parajón fue asesinado de un balazo en el pecho cuando apoyaba a los universitarios que están atrincherados en la Upoli.

Jimmy Parajón fue despedido con mariachis por sus familiares y amistades. Parajón fue asesinado un disparo en el pecho mientras apoyaba a estudiantes de la Upoli. LAPRENSA/WILMER LÓPEZ

Antes de morir durante las actuales protestas en contra del Gobierno, con el último familiar con quien habló Jimmy Parajón fue con su hermano menor Yader. Este último lo llamó en varias ocasiones ese 11 de mayo del 2018 y él le dijo:

“Mirá, necesitamos refuerzos. Estamos en la lucha. Estamos en el vergueo”, alcanzó a decir Jimmy Parajón, mientras se oían detonaciones a través del teléfono.

Horas después, Yader supo que su hermano había sido uno de los dos asesinados durante los enfrentamientos en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), que ocurrieron en la madrugada del 11 de mayo del 2018 y que, según han declarado los amigos que andaban ese día con Jimmy, se trató de una emboscada en la que participó la Juventud Sandinista y la Policía Nacional.

A Jimmy Parajón le propinaron una bala en el pecho.

Así era

Parajón era el quinto de cinco hermanos. Hace seis meses había sufrido la pérdida de su mamá. Tenía cinco hijos. Todos menores de edad. Su hija menor tiene dos años de edad y el mayor cumplirá 17, exactamente el 17 de este mes de mayo, pero ya no estará su papá para felicitarlo.

Su familia describe a Jimmy como un hombre alegre, respetuoso y bondadoso. Casi siempre estaba bromeando y ayudaba a todo el que podía.

“Él era cristiano evangélico. Él estaba en una congregación en la que tienen una proyección social y hay fotos donde él está llevando víveres a los hospitales y donde está dando la Palabra”, dijo su hermano Yader Parajón. Por eso se unió ese día a la lucha de los universitarios de la Upoli.

El último adiós

Jimmy Parajón dejó en la orfandad a cinco hijos menores de edad. Dos de ellos viven en Costa Rica. LAPRENSA/Wilmer López
Jimmy Parajón dejó en la orfandad a cinco hijos menores de edad. Dos de ellos viven en Costa Rica. LAPRENSA/Wilmer López

Al funeral de Jimmy Parajón desfilaron en caravana de motos y vehículos sus amigos, vecinos, conocidos y familiares. Le entonaron las notas del Himno Nacional, le tocaron mariachis y cuando lo estaban enterrando gritaron la consigna: ¡Patria libre o morir!, y sobre el ataúd en el que fue enterrado colocaron una bandera de Nicaragua y el zapato que traía puesto el día que fue asesinado.

Lea también: Rinden homenaje jóven caído en la Upoli


Padre exige justicia

El papá de Jimmy Parajón, Miguel Parajón, acusa directamente al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo por el asesinato de su hijo. Y por eso mismo desconfían de que las autoridades correspondientes hagan justicia. “Quiero justicia para mi hijo. Pero aquí no hay justicia porque la Corte es de Ortega y la Rosario. Ellos son los dueños de todos, entonces ¿qué justicia puede implantarse aquí. ¿Qué van a investigar ellos? La muerte de mi hijo no va a ser en vano”, dijo Miguel Parajón.


Asedio en la vela

Según familiares el sábado que Jimmy Parajón fue velado en su casa de habitación recibieron asedio por parte de dos camionetas Hilux. LAPRENSA/ Roberto Fonseca
Según familiares el sábado que Jimmy Parajón fue velado en su casa de habitación recibieron asedio por parte de dos camionetas Hilux. LAPRENSA/ Roberto Fonseca

El sábado pasado por la tarde, Jimmy Parajón fue homenajeado por los estudiantes que están atrincherados en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) y después fue velado en su casa de habitación, ubicada en el barrio María Auxiliadora. Sin embargo, los amigos y vecinos tuvieron que crear barricadas para evitar posibles ataques durante el velorio, pues, según afirmó su hermano Yader Parajón, fueron asediados por dos camionetas que parecían pertenecer a la Policía Nacional.

“Nosotros levantamos barricadas por seguridad, porque estamos seguro de que estos señores (de la Policía Nacional) tienen el descaro de matar y de ir a la vela a comerse el muerto (…) Ayer que lo estábamos velando recibimos asedio por dos camionetas Hilux”, denunció Parajón.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: