Antimotines reprimen a pobladores que resguardaban comercios en Masaya

La policía llegó hasta donde la población resguardaba un supermercado para evitar saqueos

Los enfrentamientos en Larreynaga iniciaron la mañana de este lunes. LA PRENSA/C. Torrez

La pobladores que se mantenían resguardando las instalaciones de Maxi Pali, en Masaya, se enfrentan esta mañana a los antimotines que llegaron al lugar a supuestamente cuidar las intalaciones del comercio.

La gente les reclamó por qué no llegaron durante la noche a resguardar el lugar, sino que fueron ellos mismos (la población) quienes pasaron adentro y afuera del supermercado toda la noche y madrugada de este martes.

Los antimotines tiraron bombas lacrimógenas y «balas a matar», afirma la población.

El hospital, frente donde cayó una bomba, cerró sus puertas y no atendió durante varios minutos a la población afectada, sin embargo luego abrió sus portones y empezó a atender.

Los antimotines reprimen con bombas lacrimógenas. LA PRENSA/C. Torres

De igual forma, la gente se apostó en el Pali, sobre la carretera, para proteger también este local del los posibles saqueos.

Durante la mañana levantaron barricadas para impedir el paso sobre la vía de Managua hacia Masaya, a la altura del kilómetro 29.

Le puede interesar: Protestas y barricadas fue el legado de la brutal represión orteguista en Masaya

Un comercio que sí fue saqueado a eso de la una de la madrugada de este martes fue el supermercado de la gasolinera Puma en la entrada a Masaya. Los trabajadores tuvieron que subirse al techo del establecimiento para evitar ser agredidos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: