Daños por protesta en Nicaragua todavía tienen cobertura

Los daños que han sufrido los establecimientos comerciales y otros bienes que están asegurados, no entran dentro de las exclusiones de cobertura de las pólizas, porque se mantiene vigente la opción del diálogo nacional como opción de solución pacífica a la crisis

Un supermercado, ubicado en el sector de Sábana Grande, fue saqueado durante la mañana de este domingo. LA PRENSA/J. FLORES

Los daños que han sufrido durante las protestas de los últimos 27 días establecimientos comerciales y otros bienes que están asegurados, no entran dentro de las exclusiones de cobertura de las pólizas, porque se mantiene vigente la opción del diálogo nacional como opción de solución pacífica a la crisis. Pero si el diálogo fracasa algunas coberturas serían suspendidas, confirmó Rydder Fong Castillo, gerente general de Mapfre Seguros.

“Todavía lo que está pasando lo clasificamos como protesta general de carácter civil; si cambia a guerra civil, insurrección, tendremos que suspender ciertas coberturas”, explicó Fong.

Los eventos ocurridos desde el pasado 18 de abril para el alcance de cobertura de las pólizas de incendio, automóvil y ramos misceláneos es reconocido por las compañías de seguros como “Tumultos Populares”, que están dentro de la cobertura, pero la situación puede cambiar de un momento a otro, si el diálogo fracasa y la situación empeora.

Le puede interesar: US$70 millones ha perdido el comercio por protestas en Nicaragua

“Las compañías de seguros compramos riesgos y estamos para servir a nuestros clientes al momento de necesitarlo. Sin embargo, a nivel mundial los riesgos de guerra, guerra civil, revolución, insurrección, etc., no están cubiertos”, agregó Fong.

Exclusión en cobertura

Las aseguradoras señalan que hay una exclusión en la cobertura de las pólizas cuando hay daños o pérdidas ocasionados directa o indirectamente por actos de personas que tomen parte en paros, huelgas, disturbios, motines tumultos o alborotos populares de carácter social político, o de las medidas de represión tomadas por las autoridades legalmente constituidas.

Asimismo explican que hay exclusión cuando hay daños o pérdidas ocasionadas directa o indirectamente por actos de hostilidades, actividades de guerra declarada o no, invasión, revolución, guerra interna, insurrección, conspiración, levantamiento popular o militar, suspensión de garantías constitucionales, confiscación, apoderamiento o destrucción de bienes por orden de cualquier autoridad o cualquier otro acontecimiento que origine situaciones de derecho o de hecho.

LA PRENSA intentó obtener la versión de otras aseguradoras, pero no fue posible obtener respuesta. Tampoco un pronunciamiento conjunto de la Asociación Nicaragüense de Aseguradoras Privadas (Anapri).

Revise su póliza

Pese a la posición expresada, Ernesto Rodríguez Muñoz, corredor de seguros y presidente Asociación Nicaragüense de Agentes Profesionales de Seguros (Anaps), explicó que ante los acontecimientos de los últimos días están recomendando que cada póliza se revise individualmente, porque se tendría que revisar la condición de cada percance.

“Es difícil generalizar qué se paga y qué no, si ha habido pago de los reclamos que se han llevado, lo que hay que ver es el clausulado, esa es la recomendación que estamos dando”, dijo Rodríguez.

Lea además: Depósitos bajan y mora del microcrédito crece por crisis en Nicaragua

Agregó que es necesario que cada persona revise su póliza, pues cada una lleva sus exclusiones de cobertura, lo que indica que por “x” o “y” circunstancia el seguro no se hará cargo.

“El corredor le debe decir al cliente qué le cubre y qué no le cubre. Ahorita con la situación actual (de saqueos y daños a tercero en huelgas), eso se ve con cada compañía y de acuerdo con el seguro adquirido, lo que sé es que cada caso se va a analizar independientemente, los corredores no le podemos decir el cliente no, ni sí, habría que analizar primero las cláusulas”, señaló Rodríguez.

Comerciantes sin seguro

Mientras algunos de los establecimientos que han sido saqueados en los últimos días cuentan con la protección de una póliza de seguro, la mayoría de negocios, especialmente los ubicados en los mercados, al carecer de una póliza no tienen forma de recuperar su inversión.

Por esa razón muchos comerciantes se han dado a la tarea de resguardar sus negocios, incluso muchos prefieren mantenerlos cerrados para evitar que las pérdidas sean mayores.

Saqueo y destrucción

Desde que el pasado 18 de abril comenzaron las protestas contra una reforma a la seguridad social, que luego fue derogada; en diversas ciudades del país han ocurrido saqueos y destrucción en pequeños negocios, supermercados y empresas distribuidoras de electrodomésticos.

Le puede interesar también: El crédito en Nicaragua crece 14.2%, afectado por la desaceleración

En todos los casos, los participantes de las protestas y la mayoría de los vecinos de los negocios señalan a integrantes de la Juventud Sandinista de realizar estos actos con la protección de la Policía Nacional, y como prueba de ello han presentado videos y fotografías.