Masaya, una de las ciudades más afectadas por los enfrentamientos