Comandante Monimbó: «En ningún momento me he vendido, yo estoy firme en la lucha»

Fernando Gaitán Flores, el hombre en Masaya que, con una camiseta roja enrollada en la cabeza y un mortero en mano, se convirtió en el “Comandante Monimbó”, desmintió el video que circula en las redes sociales de los medios oficialistas

Fernando Gaitán, de 34 años, es conocido como "Comandante Monimbó" o "Comandante Caperucita". LA PRENSA/ URIEL MOLINA

Fernando Gaitán, de 34 años, es conocido como «Comandante Monimbó» o «Comandante Caperucita». LA PRENSA/ URIEL MOLINA

Fernando Gaitán Flores, el hombre en Masaya que, con una camiseta roja enrollada en la cabeza y un mortero en mano, se convirtió en el “Comandante Monimbó”, desmintió el video que circula en las redes sociales de los medios oficialistas en donde, supuestamente, pide a los jóvenes no dejarse manipular para «fines políticos» y más bien asegura que sigue «firme en la lucha, volando verga siempre a esos policías hijueputas».

Medios afines al Gobierno y sus periodistas publicaron este martes un video de 54 segundos en donde Gaitán comenta: «Sigamos adelante, y no ser manipulados por personas sin escrúpulos, así como fui yo. Que por medio de mis tragos yo anduve en esos problemas. Yo nunca había participado en eso. Hoy en día llamo a la población, a la juventud que busquemos la paz, el amor, la armonía y salir adelante».

Le puede interesar: Fernando Gaitán, el hombre detrás del “Comandante Monimbó”

Sin embargo, este miércoles Gaitán señaló en un video de un minuto, en donde aparece acompañado por jóvenes encapuchados, que quiere «desmentir este video que está circulando en las redes sociales. Porque todo esto es una mentira, un engaño que me hicieron. Pero yo estoy firme, siempre con todo el pueblo de Monimbó, con todo el pueblo de Masaya, combatiendo para seguir adelante y vivir en paz».

Gaitán, quien se ha convertido en una especie de líder comunitario, aseguró que «todo eso que dice en ese video, todo eso fue una mentira. Fui engañado y fue una cosa que me estuvieron diciendo. Y no quiero decir que digan que yo me vendí, porque en ningún momento me he vendido. Yo estoy siempre aquí, firme en la lucha, y volando verga siempre a esos policías hijueputas, porque nosotros siempre vamos a salir adelante».

Lea también: Monimbó, el bastión histórico del FSLN, se rebela ante el orteguismo

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: