Policía Nacional no puede dar seguridad y la Final sigue aplazada hasta nuevo aviso

Las bases de competencias establecen que sin seguridad no se pueden jugar, sobre todo los de las fases decisivas y por eso la Final suspendida hasta nuevo aviso

La Final del Clausura estaba prevista a iniciar el 12 de mayo. ARCHIVO/ Jader Flores/LA PRENSA

La Final del Torneo de Clausura estará en el aire hasta nuevo aviso. En un principio se contempló jugar este domingo el partido de ida, pero después se descartó porque debe haber seguridad y la Policía Nacional no puede garantizarla debido a los acuerdos alcanzados en el Diálogo Nacional.

Lea: Los posibles rivales de los equipos nicas en Liga Concacaf 2018

“Los equipos estaban de acuerdo en jugar pero cuando se buscó a la Policía para garantizar la seguridad nos dijeron que no pueden dar resguardo a ningún evento multitudinario porque parte de los acuerdos en el diálogo es mantener a la Policía en su cuartel y no quieren que al salir para la Final se mal interprete”, explicó José María Bermúdez, gerente de la Liga Primera.

Las bases de competencias establecen que sin seguridad no se pueden jugar los partidos, sobre todo los de las fases decisivas y por eso la Final está suspendida hasta nuevo aviso. “Estamos en contacto permanente con la Concacaf y el plazo —31 de mayo— para definir al segundo clasificado a la Liga Concacaf se puede extender de ser necesario y nos garantizó que nos quitará nuestro cupo”, dijo Bermúdez.

Te interesa: El sorteo de la Liga Concacaf se realizará el 23 de mayo en Miami

Buscarán alternativas

El gerente de la Liga Primera manifestó que la Concacaf conoce la situación del país. “Les informamos que ya se entabló el diálogo y hay avance. Esperamos que las cosas sigan mejorando este lunes cuando se restablezca el diálogo y podamos contar con la seguridad policial”.

Bermúdez indicó que la Liga Primera y los equipos finalistas, Real Estelí y Diriangén, se reunirán esta semana para analizar alternativas. “Veremos cómo se dan las cosas. No hay presión por jugar la Final”, reiteró. “De ser necesario jugaremos sin público visitante, es una alternativa que se valorará, pero con presencia policial puede haber barra de ambos equipos”.

El partido de ida de la Final del Torneo de Clausura estaba previsto para el 12 de mayo y 19 la vuelta, sin embargo no se ha podido llevar a cabo por las protestas ciudadanas del país que llevan 32 días.

Sin deportes

Las protestas ciudadanas provocaron la cancelación el Campeonato de la Concacaf Sub-17, clasificatorio para el Mundial de Uruguay 2018, que se celebraría en el país del 19 al 29 de abril.

La Liga Primera ha suspendido en tres ocasiones la Final, mientras la Fenifut canceló las cuatro categorías de futbol que organiza y están en competencia. La Comisión de Beisbol de igual forma paró el Campeonato Nacional de Beisbol Superior.