El paro nacional sigue en agenda de la sociedad civil

A lo interno de la Alianza la opción del paro nacional como medida de presión en contra del Gobierno la tienen clara todos los sectores.

En la mesa de diálogo, el gobierno y sociedad civil acordaron el viernes una tregua de dos días. LA PRENSA/CARLOS VALLE.

En la mesa de diálogo, el gobierno y sociedad civil acordaron el viernes una tregua de dos días. LA PRENSA/CARLOS VALLE.

Para la Alianza de la Unidad Cívica por la Justicia y la Democracia —que integra a los diferentes sectores de la sociedad civil en el Diálogo Nacional— el Gobierno rompió la tregua de 48 horas acordada el viernes en la segunda sesión del diálogo, pero será hasta hoy que se confirme si dicho incumplimiento se traduce en un paro nacional, tal como se había advertido.

El sábado por la mañana los dirigentes de la coalición universitaria advirtieron que si las autoridades incumplían, los tranques que abrieron el paso al tránsito vehicular como parte de la tregua de dos días para garantizar el abastecimiento de alimentos para la población, podrían recrudecerse e incluso convertirse en un paro nacional.

Lea también – Terremoto en el orteguismo: así se originó todo

“El lunes a las 10:00 a.m. nosotros sabremos la respuesta y es cuando las 48 horas se cumplen. Entonces ahí estará acompañándonos don Medardo Mairena que es el responsable del movimiento campesino en esa mesa y él obviamente es el que puede dar la orden y decir presionemos más o disminuyamos la presión en cada uno de los tranques”, dijo Lesther Alemán, de la coalición universitaria.

El viernes, en la segunda sesión del Diálogo Nacional, los integrantes de la alianza y el gobierno acordaron una tregua de dos días —sábado y domingo— que incluía reconcentrar a la Policía Nacional en sus cuarteles y retirar las fuerzas de choque del Gobierno.

Por su parte, los representantes de la sociedad civil se comprometieron a normalizar el tránsito vehicular para crear un mejor clima para la continuación del diálogo hoy.

Lea además: El drama de las madres que perdieron a sus hijos por la represión orteguista

Según la coalición universitaria, la tregua le proporcionó al Gobierno la oportunidad de demostrar la voluntad política que dice tener para encontrar la paz.

“Y si ellos no demuestran esa voluntad política el lunes los tranques arreciarán y luego, inevitablemente, el país entrará en un paro nacional porque el campesinado y la ciudadanía nicaragüenses lo que quieren es que (Daniel) Ortega salga del poder ya y eso es también lo que nosotros estamos exigiendo”, advirtió Víctor Cuadras, de la coalición universitaria.

Gobierno rompió tregua

Pero anoche, a través de un comunicado la Alianza calificó como un “claro rompimiento de la tregua” y un “acto injustificado de represión gubernamental” el ataque de la Policía Nacional y fuerzas paramilitares a los estudiantes de la Universidad Nacional Agraria (UNA) que el sábado dejó cuatro heridos.

Alemán explicó que a lo interno de la Alianza la opción del paro nacional como medida de presión en contra del Gobierno la tienen clara todos los sectores.

“La fecha, el cómo y el cuándo es lo que todavía no, porque queríamos ver la voluntad de parte del Gobierno para dialogar… y este será posible si el Gobierno no cumple las condiciones”, advirtió Alemán.

Puede interesarle: Así le contamos la recepción de pruebas de la CIDH en Matagalpa y Managua

Como respuesta al ataque del sábado a los estudiantes atrincherados en la UNA, que rompió la tregua, la líder campesina Francisca Ramírez confirmó que el domingo al mediodía se reactivaron los tranques en la mayoría de comunidades de Nueva Guinea, El Tule, El Coral, La Curva y Muelle de los Bueyes.

“Cada tres o cuatro horas se da paso a los vehículos y a la población. No hay un cierre total del acceso en todos los tranques, pero hay zonas donde sí los campesinos decidieron no permitir el paso del todo. Aquí es el pueblo autoconvocado el que se tomó las calles y en cada comunidad ellos deciden”, explicó Ramírez.

Los miembros de la Alianza han reiterado que la sesión del diálogo prevista para hoy será crucial y de sus resultados dependerán las medidas de presión que se tomen en los próximos días para forzar la salida de Ortega del poder.

(Colaboración de Lucía Navas).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: