Familiares de uno de los asesinados durante las protestas desmienten a una mujer que asegura ser su madre

“Salió una mamá falsa diciendo que ella era la mamá de Carlos pero que le habían cambiado el nombre, es algo absurdo, con la foto de mi hijo, dañando la integridad y la memoria de mi hijo", dice el padre del joven asesinado

Carlos Bonilla, Nicaragua

Idalia López y Franklin Bonilla, padres de Carlos Alberto Bonilla López. LA PRENSA/Elizabeth Romero

Idalia López y Franklin Bonilla, padres de Carlos Alberto Bonilla López, quien murió el pasado 20 de abril tras recibir un balazo en Ciudad Sandino, desmintieron este martes un video que circulaba en un medio oficialista y en redes sociales donde una mujer muestra una foto de Bonilla y asegura que se trata de su hijo y que no está muerto.

López y Bonilla acudieron al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) para desmentir a la mujer, quien aseguraba ser originaria de Nagarote, León. Los padres de Bonilla exigieron a la mujer que rectifique la información que brindó.“Salió una mamá falsa diciendo que ella era la mamá de Carlos pero que le habían cambiado el nombre, es algo absurdo, con la foto de mi hijo, dañando la integridad y la memoria de mi hijo”, aseguró el padre de Bonilla con la voz entrecortada  y haciendo esfuerzos para referirse al tema.


Este es el reportaje especial:  Los inolvidables de la masacre orteguista


“Estamos comenzando apenas el dolor y no sé cuando va a pasar, eso no va a pasar nunca y que venga gente que no tiene nada que hacer manipulada, no sé a decir cosas que no son”, agregó,  mientras presentaba la partida de nacimiento, la cédula de identidad y el acta de defunción de su hijo. Aunque Franklin estuvo acompañado de su esposa Idalia López, esta permaneció cabizbaja y en silencio por el dolor que les embarga.

Franklin, quien insistió que “somos los verdaderos padres de Carlos”, demandó a la persona que compareció ante un medio oficialista que “me diga cuáles son las pruebas que ella tiene que (para que diga) que es su hijo, para desmentirla”.

Lea además: CIDH contabiliza 76 muertes por represión gubernamental durante protestas en Nicaragua

Carlos Alberto Bonilla. LA PRENSA/Tomada del Facebook de Carlos Bonilla.

“Yo creo que eso no se debe dar más, ya es demasiado la manipulación y por respeto a la familia, por respeto a nuestros seres queridos dejen de estar manipulando la memoria de los muchachos”, exigió el padre de Bonilla.

Este fue el video que circuló en un medio oficialista y en redes sociales donde la mujer aseguraba ser la madre de Carlos Bonilla:

“Es un acto criminal que corrompe a la ciudadanía, corrompe a esas personas es negar que han matado a Carlos Alberto”, dijo por su parte el defensor de derechos humanos, Gonzalo Carrión, quien indicó que informarán sobre esto a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dado que los padres denunciaron el crimen durante la visita al país de una delegación de ese organismo.

Puede leer: Daniel Ortega y Rosario Murillo no aceptan discutir su renuncia

Carrión dijo que aunque la persona que se prestó a esa manipulación “criminal, vulgar”, tiene responsabilidad, “pero la tiene fundamentalmente el canal que se prestó a eso (…) un canal que le pertenece a la familia, tienen toda la responsabilidad , la familia tiene todo el derecho de exigir rectificación, pero no solo rectificación ahí hay mayor responsabilidad que están en el derecho la familia de ejercerla y que el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos la acompañará en esta nueva forma de defender la integridad,  la memoria de Carlos Alberto Bonilla”.

“El nombre se lo cambiaron. Yo lo que pido es que no utilicen el nombre de mi hijo para hacerle males al Gobierno, porque eso es malo”, aseguraba la mujer en el video. La mujer se refería al reportaje especial publicado por el diario LA PRENSA en honor a las personas que fallecieron durante las protestas que se desarrollan desde el pasado 19 de abril en Nicaragua y en el que aparecía Bonilla.

Según la mujer, la foto corresponde a su hijo José Alberto Esparza Cali. “Yo quiero que retiren esta foto, no quiero más daño a mi vida”, asegura. “El gobierno ha sido un gobierno bueno, le ha ayudado a los pobres”, agregaba la mujer en el video.

Bonilla tenía 17 años y fue herido de bala cuando se dirigía a un ensayo de la banda rítmica a la que pertenecía. Era originario de Bluefields y, según sus padres, no participaba de la manifestación que se desarrollaba en Ciudad Sandino.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: