Imagen país herida ante inversión extranjera directa, según especialistas

El hecho de que Nicaragua sea vista por Estados Unidos como una nación gobernada por una “tiranía” daña la imagen y marca país.

Mike Pence, Estados Unidos

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence. LA PRENSA/EFE

El hecho de que Nicaragua sea vista por Estados Unidos como una nación gobernada por una “tiranía” daña la imagen y marca país, situación que se ve agravada por la violencia que desató el gobierno sandinista contra manifestaciones pacíficas, que dejaron 76 muertos, miles de heridos y decenas de desaparecidos.

Estados Unidos es el principal socio comercial de Nicaragua y es de donde proviene una gran parte de la Inversión Extranjera Directa (IED). El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, denunció a inicios de mayo pasado que “las semillas de la tiranía cubana están dando sus frutos en Nicaragua y Venezuela”.

Además: Por protestas posponen ferias hasta nuevo aviso

El economista Luis Murillo afirmó que estábamos frente a “una economía relativamente estable” y ahora Nicaragua verá desmejorado todos los índices macroeconómicos y sobre todo la imagen que tiene frente a todo el resto del mundo.

“Creo que uno de los elementos que van a verse fuertemente deteriorados es la Inversión Extranjera Directa, además de la calificación que puedan establecer los organismos financieros internacionales”, refirió.

Murillo agregó que hasta ahora diversos organismos, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), habían dado un voto de confianza y una calificación relativamente aceptable al país, pero con esta crisis se tendrá que esperar una recalificación.

También: Crisis política de Nicaragua golpea con fuerza capacidad de resistencia de las mipymes

En tanto, el economista Alejandro Aráuz analizó que “ya hay una afectación de imagen y de riesgo país que se está traduciendo en afectaciones, como al Turismo, al comercio, etcétera”.

Aráuz expresó que si bien las inversiones internacionales ya están hechas, los inversionistas podrían estar observando tendencias futuras. Según el economista, si todos los sectores se ponen de acuerdo en una sola dirección, se puede encontrar una salida “sin mayor sacrificio de la economía y de las vidas humanas”.

Por su parte, el también economista Mario Arana expresó que antes se “nos asociaba con un país de oportunidades económicas” y que Nicaragua aún puede salir adelante. Arana enfatizó que el reto está en la forma de resolver la crisis política.

Le puede interesar: Según el BCN se perderán 58,300 nuevos empleos por la crisis

El estallido

La crisis política que vive el país inició el 18 de abril luego que el Gobierno anunciara un paquete de reformas a la Seguridad Social, lo que provocó protestas.

Aunque las reformas fueron derogadas, fuerzas paramilitares y la Policía reprimieron y asesinaron a manifestantes, lo que provocó la extensión de las protestas y que las exigencias se trasladaran a pedir la democratización del país.