La Opinión ante la emergencia

Esto es lamentable, sin duda, porque en la crisis de gobernabilidad y la acrecida lucha por la democratización de Nicaragua

presos políticos, Nicaragua, crisis, protestas

En una nota extraordinaria de portada que publicamos en nuestra edición de hoy, se informa que la edición impresa de LA PRENSA se reduce a partir de este jueves de 24 a 16 páginas.

Esto se debe a los problemas que venimos sufriendo desde hace algún tiempo como consecuencia del cambio radical de la tecnología y los hábitos de la información, problemas que afectan a todos los periódicos tradicionales del mundo, pero que en el caso de Nicaragua han sido agravados bruscamente por la crisis de gobernabilidad que sufre el país, con graves repercusiones en la economía nacional.

En lo que se refiere específicamente a nuestra sección de Opinión, la reducción en el paginaje del periódico significa que en vez de dos páginas cada día, a partir de este jueves 24 de mayo tendremos solamente una.

Esto es lamentable, sin duda, porque en la crisis de gobernabilidad y la acrecida lucha por la democratización de Nicaragua fluyen y circulan muchas más ideas y opiniones en la sociedad y es mayor la necesidad de divulgarlas, para fortalecer el debate público. Pero, lamentablemente, la realidad y la necesidad son mayores que la conveniencia de alimentar el debate público nacional con más y mejores opiniones, análisis y propuestas de soluciones a los ingentes y complejos problemas nacionales.

De manera que hacemos un llamado a nuestros colaboradores de la sección de Opinión a que comprendan nuestra situación y nos ayuden a enfrentarla. Queremos decir con esto que a partir de hoy solo publicaremos artículos con extensión de 450 y 600 palabras como máximo. Los que se pasen de ese límite serán editados.

Sin embargo, es importante señalar que vista desde otra perspectiva la reducción en el tamaño de los artículos será positiva. Se conoce que, salvo excepciones, los artículos extensos llamados popularmente “sábanas” no son del agrado de los lectores y tienen poca lectura. Además, en el caso de las columnas de los periódicos aplica cabalmente la regla establecida por el sabio jesuita español del siglo XVIII, Baltazar Gracián, quien escribió en su obra Oráculo manual y arte de prudencia que, “lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

Pero no solo a los colaboradores de nuestra página de Opinión les hacemos un llamado de comprensión y a que reduzcan sus escritos a los tamaños antes indicados. Es a todos los nicaragüenses, y en particular a los empresarios y anunciantes, a quienes llamamos a la solidaridad con este periódico que es un baluarte de la libertad y de la lucha por la democracia, para que Nicaragua vuelva a ser República, como lo proclamó el Mártir de las Libertades Públicas, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal.

Nuestros lectores y amigos pueden tener la absoluta seguridad de que, como se dice en la nota extraordinaria de portada que publicamos hoy, “LA PRENSA, el diario de los nicaragüenses, no abandonará su compromiso al servicio de la verdad y la justicia; y de la mano del pueblo nicaragüense logrará —como en el pasado— la conquista de la libertad”.