José Adán Aguerri renuncia a la directiva del Banco Central de Nicaragua

Se desconoce si los otros tres representantes del sector privado en el BCN asumirán la misma posición de Aguerri

José Adán Aguerri, empresarios, Nicaragua, medidas cautelares

Empresarios durante el primer día del diálogo nacional. LA PRENSA/C. Valle

En otra muestra de la ruptura de la relación “de consenso” que mantuvo en la última década el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) con el presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega, los cargos que sus representantes ocupaban en las juntas directivas instituciones estatales y descentralizados han sido suspendidos o quienes los ocupaban han renunciado a ellos.

Fuentes cercanas al Banco Central de Nicaragua (BCN) explicaron que el Gobierno iba a destituir al presidente del Cosep, José Adán Aguerri, del cargo que ocupaba en la junta directiva de esa institución, pero antes de que eso se concretara él presentó su renuncia.

Este viernes Aguerri confirmó a LA PRENSA  su renuncia a las directivas del Banco Central de Nicaragua y de la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales (EAAI).

El dirigente empresarial asegura que su última participación en las reuniones de esas instancias fue el pasado 17 de abril. Un día antes que iniciará la ola de protestas que este viernes cumplen 38 días.

Aguerri fue electo en junio del 2012 para ocupar por cinco años uno de los cuatro espacios del consejo directivo del BCN que se otorgan al sector privado. Dicho nombramiento venció en 2017, pero fue reelecto para otro quinquenio por la Asamblea Nacional.

Lea también: Reforma al INSS desnuda crisis del modelo de consenso y diálogo entre Gobierno y Cosep

Sin embargo, como consecuencia de la crisis sociopolítica que ahora enfrenta al Cosep con su antiguo aliado —en un diálogo nacional donde se busca la democratización del país a través de la realización de un proceso electoral libre y transparente—, las autoridades del BCN habrían decidido destituir a Aguerri. Pero todo indica que él se adelantó y abandonó el cargo.

Se desconoce si los otros tres representantes del sector privado en el BCN asumirán la misma posición de Aguerri. Tampoco si los que están en las directivas de otras instituciones asumirán la misma posición. Debido a la crisis que enfrenta el país, las tradicionales reuniones del consejo directivo del Cosep han sido suspendidas y debido a la participación de los empresarios en el diálogo nacional, en los últimos días se ha vuelto muy difícil que contesten las consultas periodísticas.

Puede leer: ¿Modelo de consenso o de Centralización?

En enero del 2016, Aguerri aseguró en una de sus habituales conferencias de prensa que los logros alcanzados eran resultado de la unidad del sector privado alrededor de Cosep y “del trabajo realizado por sus representantes en las diferentes juntas directivas de las instituciones del Estado”.

En dicha comparecencia de enero del 2016 también detalló que la participación del sector privado en las juntas directivas de las instancias estatales se había incrementado de 41 a 43 miembros, con la reciente incorporación de un delegado de los empresarios en el sector de zonas francas y de otro en la agencia de inversiones ProNicaragua.

Aguerri dice desconocer si los otros 42 representantes del sector privado que ocupan espacios en las juntas directivas de las instancias públicas han optado por renunciar.

No obstante, algunos de estos cargos ya no eran ocupados por los empresarios. Por ejemplo, en la Empresa Portuaria de Nicaragua (EPN), el representante de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin) y el de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), por diversas circunstancias no participaban en las reuniones de la directiva desde hace más de un año y aseguran que de ser convocados en las actuales condiciones, tampoco asistirán.

Le puede interesar: 
Gobierno acusa de chantaje a Cosep y rompe modelo de consenso en reforma al INSS

Otro caso es el del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), en donde desde 2016 tras la salida del representante de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur), Alfonso Silva, no se volvió a nombrar a otro delegado.

No van a reuniones

Mientras algunos representantes del sector privado han optado por abandonar los cargos que ocupaban en las juntas directivas de algunas instituciones del Estado, los que tradicionalmente asistían a las reuniones del Gabinete de Producción, Consumo y Comercio han optado por no acudir a los llamados realizados por el Banco Central de Nicaragua con el fin de preparar el Plan de Producción del ciclo agrícola 2018-2019 que está empezando en estos días.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: