Mauricio Funes, expresidente salvadoreño asilado en Nicaragua, en beligerante defensa de Daniel Ortega

Mauricio Funes ataca en Twitter a quienes critican a gobierno de Daniel Ortega por la represión policial que ha dejado al menos 59 muertos

Mauricio Funes, lavado de dinero

El expresidente salvadoreño, Mauricio Funes. LAPRENSA/ARCHIVO

Desde su exilio en Nicaragua, el expresidente de El Salvador, Mauricio Funes (2009-2014), ataca en Twitter a quienes critican al gobierno de Daniel Ortega por la represión policial contra las protestas civiles, que dejaron un salto de 76 muertos en abril según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Funes explicó en uno de sus tuits que no opina «sobre lo que dicen los nicaragüenses», sino que «debate exclusivamente con salvadoreños, sobre todo de derecha, que opinan sobre Nicaragua».

Los tuits de Funes de defensa del gobierno de Ortega comenzaron el 21 de abril, el día que asesinaron al periodista Ángel Gahona y un día después que la policía antidisturbios junto a los paramilitares (Juventud Sandinista),atacaron la Catedral de Managua, donde se habían refugiado los estudiantes universitarios.

Funes ha publicado 19 tuits sobre Nicaragua desde el 21 de abril hasta el 19 de mayo, que fue el día en que más tuiteó, cuando publicó cinco mensajes defendiendo la posición del gobierno de Ortega.

Aunque Funes asegura que no responde a lo que dicen los nicaragüenses, en uno de sus últimos tuits colocó la foto de los estudiantes nicaragüenses, pertenecientes al Movimiento 19 de Abril, y escribió que «la oposición acepta que son los responsables de los tranques que afectan a la población humilde y a los empresarios de todos los tamaños».

También ataca a los medios de comunicación independientes de Nicaragua en un tuit en el que les llama «prensa derechista». «Como en El Salvador, acá en Nicaragua tergiversan las noticias y viven de la desinformación», expresa en un tuit del 13 de mayo, en el que hace referencia a un comunicado del Ejército de Nicaragua, que desmintió una información errónea que circulaba en las redes sociales.

Funes además se plegó a la posición de Ortega que demanda el retiro de los tranques vehiculares, los cuales son una iniciativa de presión ciudadana para que renuncie Daniel Ortega. En un tuit del 15 de mayo expresó que los tranques «han provocado destrucción y pérdidas millonarias al comercio y al transporte público».

El primer tuit de Funes sobre lo que ocurría en Nicaragua fue en respuesta a uno de sus compatriotas, Nayib Bukele, quien expresó en Twitter «que cualquier persona que se presuma de izquierda, debe estar de lado de los estudiantes y pensionados, no de Ortega». En respuesta Funes tuiteó que las protestas no son de estudiantes ni pensionados, «sino vándalos que buscan desestabilizar por órdenes de la derecha».

Funes fue presidente de El Salvador entre 2009 y 2014 y actualmente es investigado por la Fiscalía de su país por supuesto enriquecimiento ilícito. A raíz de esa investigación, Funes en septiembre de 2016 solicitó asilo a Ortega, quien se lo otorgó junto con su familia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: