Pobladores queman casa del FSLN en Altagracia, Isla de Ometepe

Los pobladores, que participaban en un marcha exigiendo la salida de Daniel Ortega del poder, incendiaron la casa tras ser atacados por simpatizantes del FSLN

El párroco de Altagracia, José Ramón Gómez Huete, llegó a sacar a unas mujeres que estaban en el interior de la casa del FSLN y resultó con golpes. LA PRENSA/Cortesía

Pobladores autoconvocados del municipio Altagracia, en la Isla de Ometepe, quemaron este sábado la casa municipal del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), tras enfrentarse con simpatizantes del FSLN, aseguró un poblador que prefirió mantenerse bajo anonimato. Los autoconvocados finalizaban una marcha en la que exigían la salida del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo cuando se dio el enfrentamiento.

Lea además: “De que se van, se van”, los autoconvocados se toman nuevamente la Carretera a Masaya

Henry Ruiz Condega, secretario del Movimiento Campesino en Altagracia, aseguró que la marcha era multitudinaria y mientras los autoconvocados recorrían las calles principales de Altagracia arrancaron la propaganda sandinista. “Las madres de Ometepe, dijeron que este 30 de mayo no hay nada que celebrar, porque se solidarizan con las más de 80 madres (a las) que les han matado sus hijos y ante la indolencia del gobierno, decidieron borrar su propaganda” manifestó.

La marcha inició a eso de las 2:00 de la tarde en San José del Sur y recorrió unos 12 kilómetros en Altagracia.  LA PRENSA/Cortesía

Mientras la propaganda era arrancada, los simpatizantes del FSLN comenzaron a lanzar ofensas verbales y agredieron a los manifestantes. Colocaron un tranque para evitar que los pobladores  pasaran de regreso, pero como la población era mayoría, no lograron su objetivo. Los simpatizantes del FSLN se replegaron hacia el sector del parque. Posteriormente los manifestantes quemaron la casa del partido.

Puede leer: Conforman nuevo Movimiento Nacional 19 de abril

La marcha inició a eso de las 2:00 de la tarde en San José del Sur y recorrió unos 12 kilómetros en Altagracia.

El párroco de Altagracia, José Ramón Gómez Huete, llegó a sacar a unas mujeres que estaban en el interior de la casa del FSLN y resultó con golpes, mientras ambos grupos se lanzaban piedras, informó monseñor Marcial Guzmán, vicario episcopal de la zona pastoral de Rivas. Guzmán indicó que el padre Gómez se encuentra estable y que cumplió la misión de ayudar a las personas que estaban en riesgo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: