«De que se van, se van», miles de nicaragüenses vuelven a salir a las calles a exigir la salida de Ortega

La demanda de paz y justicia por los asesinados durante las manifestaciones contra el Gobierno se escucharon en Managua, León, Chinandega y Matagalpa

ciudades

Miles de nicaragüenses volvieron a marchar por la carretera hacia Masaya para exigir justicia por los muertos por la represión oficial. LAPRENSA/JADER FLORES

Pese a la represión por parte del Gobierno durante esta semana, en el día 39 de las protestas, las marchas multitudinarias se volvieron a tomar las calles.

La demanda de paz y justicia por los asesinados durante las manifestaciones contra el Gobierno se escucharon en Managua, León, Chinandega y Matagalpa este sábado.

Un poco después de las 3:00 de la tarde, centenares de personas partieron de la icónica rotonda Jean Paul Genie hacia la rotonda Rubén Darío, en Managua.

El ambiente que se vive en cada manifestación es de un pueblo unido, que grita a una sola voz, que ya no quiere más al gobierno del presidente designado Daniel Ortega.

Puede interesarle: Turbas orteguistas causan terror en calles de Managua

La marcha «Unidos por la democracia» se desarrolló de forma pacífica y amenizada al ritmo de canciones como Vivirás Monimbó y Que vivan los estudiantes, las cuales eran acompañadas por los coros de todos los asistentes, a la vez que ondeaban sus banderas de Nicaragua lo más alto que sus manos les permitían.

Los nombres de los inolvidables de abril, los caídos, se leyeron en el recorrido de la marcha. Después de cada nombre, que se oían de forma lapidaria, la población gritaba “presente”.

Una vez que la mancha azul y blanco llegó a la rotonda Rubén Darío, hubo un plantón que disfrutó de un concierto, mientras otro grupo de los manifestantes se dirigió hacia las instalaciones de Radio Corporación, en Managua.

Los participantes lanzan morteros, gritan consignas y entonan el Himno Nacional. «De que se van, se van», «Fuera Daniel», «Eran estudiantes, no eran delincuentes», son algunas de las consignas que gritan mientras ondean banderas azul y blanco.

Líder anticanal en León

Por primera vez en León la líder campesina Francisca Ramírez marchó por las calles y exigió junto con los manifestantes la salida del presidente y vicepresidenta designados por el poder electoral, Daniel Ortega y Rosario Murillo, respectivamente.

“Están haciendo grupos paramilitares para amedrentarnos, pero aquí decimos que no hay miedo. Daniel Ortega es un asesino y tiene que irse”, dijo Francisca Ramírez, quien encabezó la marcha.


Un mes de resistencia ciudadana en Nicaragua


En el trayecto, los manifestantes pasaron por la casa donde trabajaba Manuel de Jesús Chávez Ramírez, de 31 años, quien fue asesinado durante un ataque que realizaron turbas orteguistas la tarde del miércoles en León.

“Qué penoso, que un gobierno que dice que es de paz y reconciliación esté matando a los estudiantes, el futuro de Nicaragua; nosotros tenemos una deuda por toda esa sangre que se ha derramado, vamos a luchar para que Nicaragua sea libre”, indicó Ramírez.

Peregrinan hacia El Viejo

Chinandega también se cubrió de banderas azul y blanco ayer. Monseñor Bosco Vivas Robelo, obispo de la Diócesis de occidente, dijo: “No podemos perder la esperanza en que los medios pacíficos son la mejor manera de solucionar los problemas; esta peregrinación es estrictamente espiritual, nuestra lucha no es de nicaragüenses contra nicaragüenses, es de poderes del mal que están enseñoreándose de nuestro país y de los nicaragüenses que juntos tenemos que pedir el poder de Dios con la intercesión de la Virgen Santísima”.

Con cantos a Nuestra Señora del Trono, miles de peregrinos católicos de León y Chinandega completaron en dos horas y media un recorrido de cinco kilómetros en penitencia por la paz, hasta el Santuario Nacional Mariano, en la ciudad de El Viejo.

En Matagalpa, manifestándose en contra de la represión gubernamental y exigiendo justicia por la cantidad creciente de asesinatos en el país, universitarios y miembros de distintos sectores, marcharon nuevamente, reclamando la destitución de funcionarios.

En esta ciudad, los manifestantes acusan al alcalde orteguista Sadrach Zeledón, al juez suplente Otoniel Aráuz y al delegado municipal de Educación, Jorge Pravia, de haber participado en la represión contra el pueblo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: