Fundación Arias solicita a países proveedores de armas bloquee ventas a Nicaragua

La Fundación Arias usó datos recientes emitidos por comtrade.un.org, un sitio oficial de estadísticas de comercio internacional de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para solicitar al menos a nueve países que cesen la venta de armas y municiones a Nicaragua

Fundación Arias

La Fundación Arias pidió el bloqueo de ventas de armas a Nicaragua, a raíz de la represión de las fuerzas policiales. Jader Flores/ LA PRENSA

La Fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano ha solicitado a México, Estados Unidos, España  Austria, República Checa, Brasil, China, Argentina e Italia que bloqueen la transferencia y venta de armas y municiones al gobierno del designado presidente por el Consejo Supremo Electoral,  Daniel Ortega, para impedir que sean utilizadas para reprimir a la población autoconvocada a partir de abril pasado.

Una publicación del diario El Universal de México en Internet indica que la Fundación Arias reveló parte de la lista de los proveedores externos de armas y municiones al gobierno basada en datos recientes emitidos por comtrade.un.org, un sitio oficial de estadísticas de comercio internacional de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Según esos datos, en los últimos dos años (2016 y 2017) Nicaragua “ha importado armamento de Estados Unidos, España, Austria, República Checa, Brasil, China, Argentina, Italia y México, entre otros países», a los que la Fundación Arias, solicita especialmente «para que en lo sucesivo tengan siempre en cuenta sus obligaciones jurídicas internacionales a la hora de realizar transferencias”.

La semana pasada la Embajada de España en Managua,  a través de su cuenta de twitter @EmbEspNicaragua negó la venta de algún tipo de material de defensa y seguridad a Nicaragua. “El Gobierno de España no está autorizando la venta de ningún tipo de material a la Policía Nacional de Nicaragua”, se limitó a decir esa sede diplomática en Managua, después que la socióloga e investigadora de seguridad, Elvira Cuadra escribió en su blog, La bala que mató a Alvarito, y deja entrever que llegó desde España.

En el mismo Cuadra destacó que cuando la misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), llegó a Masaya a recibir denuncias de la represión policial los pobladores les mostraron mesas llenas de cartuchos, casquillos y otros remanentes de municiones disparadas por la Policía. “La mayoría de esas municiones fueron fabricadas especialmente para la Policía de Nicaragua por la empresa española Falken S.A. Los cargamentos salieron de España con autorización del gobierno”, indicó Cuadra. En el primer semestre de 2016  la Policía Nacional invirtió 1.5 millones de euros en materiales antidisturbios  los que fueron adquiridos a proveedores españoles, según documento del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad de España.

“El uso de la fuerza por parte del gobierno de Nicaragua, debe ser una alerta para los Estados Parte” del Tratado sobre Comercio de Armas (TCA), una propuesta lanzada en 1997 por el ex presidente Arias que en diciembre de 2014 se convirtió en tratado internacional legalmente vinculante y que en la actualidad tiene 95 ratificaciones, señala.

Llamado urgente en la región centroamericana

Y de acuerdo a esto esa Fundación hizo un “llamado urgente a los países de la región centroamericana y a la comunidad internacional para que bloqueen la transferencia de armas y municiones” al gobierno de Ortega de cuya represión la ha ejecutado la Policía Nacional y grupos paramilitares y para lo cual «habría utilizado diferentes tipos de armas y municiones”.

“Hacemos un especial llamado a los países de la región centroamericana, ya que todas las armas que nutren al gobierno de Nicaragua–utilizadas para agredir al pueblo—están ingresando a ese país por tierra, es decir, utilizando como tránsito o trasbordo a los países de nuestra región, todos Estados Parte del Tratado”, insistió.

“De igual manera, queremos llamar la atención de aquellos que realizan exportaciones a Nicaragua, para que tomen en consideración la situación interna y revisen cuidadosamente la autorización de exportaciones”, señala esa Fundación con sede en Costa Rica.

“El uso de la fuerza por parte del gobierno de Nicaragua, debe ser una alerta para los Estados Parte del TCA. Reiteramos que es responsabilidad de los países involucrados en procesos de transferencias realizar el análisis de riesgo y garantizar que cuando estas se autoricen no van a incumplir con el espíritu del TCA, sea quien sea el país involucrado en la transferencia”, expone la Fundación Arias que también instó en una misiva a la ministra costarricense de Relaciones Exteriores, Epsy Campbell Barr, a cumplir con el TCA, ante quien  recuerda que ese tratado exige a Costa Rica “como uno de sus firmantes evaluar los riesgos para la paz y los derechos humanos el autorizar el paso de armas por suelo costarricense”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: