Albanisa y la DNP tras importación de fuel oil para la generación eléctrica

Mientras familias denuncian que el monto de sus facturas de electricidad se disparó, cifras oficiales indican que empresas ligadas a la familia Ortega-Murillo tienen monopolizada importación de fuel oil utilizado en la generación

Así como las plantas generadoras Hugo Chávez fueron enviadas a Nicaragua “sin ningún tipo de papeles y de manera inmediata”, según Daniel Ortega, asimismo “sin papelitos” pasaron a ser manejadas como negocio privado de Albanisa. LA PRENSA/ARCHIVO

Mientras muchas familias nicaragüenses siguen denunciando que en abril el monto de sus facturas del servicio de electricidad se disparó, las estadísticas del Ministerio de Energía y Minas (MEM) detallan que empresas ligadas a la familia presidencial Ortega-Murillo continúan monopolizando la importación de fuel oil, que se utiliza en la generación de energía eléctrica.

Según las estadísticas del MEM, entre el 1 de enero y el 31 de marzo de este año Nicaragua importó 232,047 barriles de fuel oil. Estos se compraron a un precio promedio de 56.28 dólares, lo que significó una facturación por 13.05 millones de dólares.

Lea también: Tarifa del servicio eléctrico subirá hasta un 17.8 por ciento en Nicaragua

Estas compras las realizaron dos empresas: Alba de Nicaragua SA (Albanisa) —empresa creada con recursos provenientes de la cooperación petrolera venezolana y de la estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic)—, trajo del exterior 207,047 barriles y la Distribuidora Nicaragüense de Petróleo (DNP) los restantes 25 mil barriles.

Dicha tendencia se ha repetido en los últimos años. Por ejemplo, en 2017 de los 941,197 barriles de fuel oil que el país adquirió en el exterior, Albanisa trajo 841,197 barriles, la DNP 60 mil barriles y Puma 40 mil barriles.

También puede leer: Nicaragua heredó de Hugo Chávez deudas millonarias y promesas incumplidas

Según fuentes oficiales, Albanisa a través de Alba Generación, abastece cerca del 50 por ciento de la demanda energética del país.

Pese a que la cooperación venezolana para Nicaragua se ha reducido fuertemente, —al punto que el año pasado cayó 76 por ciento con respecto al 2016— el consorcio de Albanisa y de la DNP, no han dejado de estar al frente de las importaciones.

Investigaciones de LA PRENSA en años anteriores revelan que DNP fue adquirida con fondos de Alba Caruna y pasó a ser administrada por Yadira Leets Marín, esposa de Rafael Ortega Murillo, hijo mayor del presidente designado por el Consejo Supremo Electoral (CSE), Daniel Ortega.

Alzas estrepitosas en facturas eléctricas

En los últimos días, los usuarios del sector eléctrico se han quejado de incrementos de hasta 100 por ciento en el monto de sus facturas y no entienden la razón de esta alza, ya que en febrero pasado cuando la Asamblea Nacional aprobó las reformas a las leyes del sector eléctrico, representantes de la Cámara de Energía de Nicaragua (CEN) aseguraron que la tarifa solo subiría 40 córdobas.

Dicha reforma dio paso, entre otras cosas, a la reducción gradual del subsidio a la tarifa y el cobro a partir de este año del 7 por ciento de Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los consumidores entre 151 y 300 kilovatios mensuales.

También le puede interesar: Aplanadora orteguista aprueba reforma a Ley de la Industria Eléctrica

Y cuando fue aprobada, el presidente de la CEN, César Zamora, aseguró que esta no significaría un golpe al bolsillo de los consumidores, ya que “la afectación por hogar sería de 40 córdobas al mes” y que eso solo representaría alrededor del 1 por ciento del salario mínimo (por hogar).

Zamora desconoce causa

Sin embargo, el consultado por LA PRENSA, Zamora admitió el jueves que conocen las denuncias sobre el incremento en las facturas, pero aseguró que ellos como empresas generadoras no tienen el control sobre la facturación ni nunca lo han tenido, por tanto desconocen el origen del exagerado incremento que denuncian muchos consumidores.

Lea también: Insisten en que pliego tarifario debe reducirse

“No nos hemos reunido como cámara, entonces no tenemos comentarios sobre ese que es un tema que compete solamente a la compañía distribuidora y el ente regulador”, insistió Zamora.

energía eléctrica, Nicaragua, tarifa de energía eléctrica, subsidio

44 por ciento es térmica

Según las estadísticas del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) —el ente regulador del sector eléctrico—, el año pasado el 44 por ciento de la energía que se generó en el país fue con fuentes térmicas, es decir, a partir de fuel oil.

Eso significa que en casi la mitad de la generación tuvo incidencia Albanisa y la Distribuidora Nicaragüense de Petróleo (DNP), ya que ambas empresas ligadas a la familia presidencial tienen monopolizada la importación del fuel oil que se utiliza en la generación.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: