Robos aumentan en Chinandega sin que la policía intervenga

Los pobladores han denunciado que mientras los delincuentes operan durante la noche y madrugada, la policía permanece acuartelada

Tres tiendas fueron saqueadas la madrugada del pasado jueves, después de seis horas de enfrentamientos. LA PRENSA/Saúl Martínez

Los robos se incrementaron en el departamento de Chinandega, encapuchados con morteros y armas blancas aterrorizan los barrios del sector sur, calle principal hacia el centro de la ciudad y El Viejo.

Los pobladores han denunciado que mientras los delincuentes operan durante la noche y madrugada, la policía permanece acuartelada.

El taxista José Ulises Reyes denunció que la noche del domingo le robaron 400 dólares y 1,100 córdobas, que eran para cancelar el recibo de energía eléctrica, así documentos de identidad, los zapatos y la bicicleta en la que se movilizaba.

Lea además: Entierran a personas asesinadas en Chinandega en la masacre del Día de las Madres

Al ciudadano Juan de Dios Bustamante, de 50 año la madrugada de este martes cinco sujetos rodearon y despojaron de 300 córdobas y a su esposa de 400 córdobas.

Bustamante salía a las 4:30 de la madrugada del reparto La Florida, sur de la ciudad a una cita médica en la ciudad de León.

Vea también: Abogado de Chinandega denuncia que ha recibido amenazas de muerte

En el Hospital General España permanece una pobladora de El Viejo a la que encapuchados propinaron una pedrada en su rostro y robaron todas sus pertenencias el fin de semana. La ciudadana prefirió omitir su identidad por seguridad.

Invasiones de propiedad privada

Simpatizantes del frente sandinistas invadieron dos propiedades privadas con la intensión de asentarse en los lugares. Los llamados «toma tierras» se han aprovechado de la situación que atraviesa el país lo que ha originado zozobra y temor en los productores por la inseguridad y el caos en la región.

Las propiedades La Pañoleta, de 93 manzanas, ubicada en la salida de la carretera a la ciudad portuaria de Corinto, fue una de las propiedades invadidas y la Finca El Cocal, que cuenta con una treintena de manzanas es la segunda propiedad violentada.

Las dos propiedades invadidas por simpatizantes sandinistas son de fuertes productores chinandeganos. LA PRENSA/Saúl Martínez

Puede interesarle: “Toma tierras” se enfrentan contra antimotines en un reparto de León

Cesar Castillo, propietario de La Pañoleta, se mostró impotente al denunciar la invasión de precaristas pues repuesta de la policía es que están acuartelados.

Sin embargo, al consultar a los agentes en la toma de tierras de la Finca El Cocal, zona de la municipalidad donde está prevista la construcción de un mega parque, uno de los uniformados respondió que están atendiendo la denuncia para desalojar a los que se han repartido en lotes ese terreno.