De día la ciudad de Managua vive en tensa normalidad

Mientras que en ciudades como Masaya y Granada hay ataques y diferentes carreteras del país se mantienen con tranques, en Managua se observa un clima de relativa calma y tráfico fluido

Managua

Los adoquines siguen siendo útiles para levantar barricadas en Managua, como protesta firme al gobierno de Daniel Ortega. LAPRENSA/W.LÓPEZ

Mientras que en ciudades como Masaya y Granada hay ataques, y diferentes carreteras del país se mantienen con tranques, en Managua se observa un clima de relativa calma y tráfico fluido, pese a que en redes sociales se convoca a que se cierren las vías principales de la capital en forma de protesta.

LA PRENSA realizó un recorrido este martes 5 de junio y comprobó que con excepción de los alrededores de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), Universidad Nacional Agraria (UNA) y Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), no hay barricadas en otros puntos de la ciudad.

Es por la noche que Managua se torna insegura por la circulación de camionetas y motorizados, sin placa en la mayoría de los casos, cuyos ocupantes andan encapuchados e intimidan, asaltan, secuestran y matan.

Desde ayer en las redes sociales se convoca a realizar tranques en sitios como el paso a desnivel de Portezuelo, Rubenia, rotonda Rubén Darío, Jean Paul Genie, semáforos del mercado Roberto Huembes, entrada a Las Colinas, Esquipulas, Gancho de Caminos, puente El Edén, empalme de Nejapa, entrada a Santo Domingo, rotonda del hotel Camino Real y semáforos de los Plásticos Robelo. Pero en ninguno ha habido tal cierre.

Zonas tensas en la capital

Los alrededores de la UNAN-Managua, UNA y Upoli son lugares en que el miedo flota en el ambiente al estar en el radar de constantes ataques, de fuerzas parapoliciales en la mayoría de los casos.

Por la misma razón es que los universitarios que se mantienen atrincherados en estos recintos, cuidan las barricadas ante el intento constante de la Alcaldía de Managua por quitarlas.

Managua
Las labores de la Alcaldía de Managua se concentran en reubicar los adoquines quitados por la población en las vías principales. LAPRENSA/W.LÓPEZ

La última intención se dio el pasado lunes 4 de junio, cuando se destinó a una cuadrilla del Departamento de Red Hidráulica, que pertenece a la Dirección de Infraestructura, para quitar las barricadas en el sector del Centro Pedagógico La Salle.

De acuerdo con la hoja de ruta que los universitarios le encontraron a los operarios al momento de ser sorprendidos, la labor se denominó “plan limpieza”, dejando en evidencia la clara intención de ser un ente de contrapeso para la protesta social, que estalló el 18 de abril y su origen fue un paquete de reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Barricada contra Ortega

En agosto de 2015, Daniel Ortega inauguró el paso a desnivel que construyó la Alcaldía de Managua en la intersección de Rubenia. El proyecto vial fue bautizado como “barricada de la esperanza” en honor a las barricadas que se levantaron a base adoquín en años anteriores; ahora, en el mismo sector la población que protesta contra su gobierno ha encontrado adoquines y ha levantado barricadas. “Es un panorama triste este”, dijo un ciudadano ayer mientras caminaba por este sector de la capital.