Usaid condena «atrocidades» cometidas en Nicaragua

En los últimos días, seis activistas defensores de la CPDH fueron arrestados mientras realizaban labores humanitarias durante la crisis sociopolítica que afecta Nicaragua.

Desde que comenzaron las protestas muchos jóvenes no regresan a sus casas porque son perseguidos por el Gobierno. LA PRENSA/ARCHIVO

El administrador para la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), Mark Green, condenó este jueves las “atrocidades” cometidas en Nicaragua y expresó su preocupación por las acusaciones falsas contra activistas de la sociedad civil, estudiantes, periodistas independientes y el encarcelamiento de cuatro defensores de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Lea también: EE.UU. restringe visas a funcionarios nicaragüenses implicados en represión orteguista

En los últimos días, seis activistas defensores de la CPDH fueron arrestados mientras realizaban labores humanitarias durante la crisis sociopolítica que afecta Nicaragua. Cuatro de ellos enfrentan un proceso judicial, otros dos habrían sido puestos en libertad.

Green se reunió con representantes de la sociedad civil nicaragüense y estudiantes para abordar el tema de la violencia en la nación centroamericana.

En las calles

Las protestas iniciaron el pasado 18 de abril, las cuales han sido reprimidas, dejando un saldo de al menos 127 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que visitó el país entre el 17 y 21 de mayo.

Lea además: Daniel Ortega pidió dos días para reflexionar sobre propuesta de democratización de Nicaragua Política

En las calles, la demanda de la población es la salida del poder de la pareja presidencial, Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Los testimonios de las víctimas se han escuchado esta semana en Estados Unidos, en distintos organismos, mientras en la capital de Estados Unidos se desarrolló la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Cuestionan a la Policía

Tras escuchar los relatos de las víctimas de la represión, Green expresó su solidaridad con el pueblo de Nicaragua y condenó las “atrocidades” cometidas por el régimen sandinista a través de la “Policía y los grupos armados controlados por el Gobierno para apuntar directamente contra manifestantes, estudiantes y la sociedad civil”.

Green habló sobre el importante papel de la sociedad civil para el futuro de Nicaragua, al tiempo que indicó que las “acciones del régimen Ortega proyectan una sombra oscura para el país”.

Usaid instó al Gobierno a poner fin a la violencia, respetar los derechos humanos y aplicar plenamente las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Le puede interesar: Representantes de la sociedad civil que denunciaron represión en EE.UU. arriban a Nicaragua

Las protestas en Nicaragua mantienen casi paralizado el país, y han dejado también más de mil heridos, detenidos y decenas de desaparecidos.

En agenda de washington

En los últimos días, testimonios de la masacre orteguista han sido conocidos en Estados Unidos, tanto en reuniones con congresistas y senadores como en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Mientras la Asamblea General de la OEA se desarrolló con el futuro de Venezuela como el principal tema, el caso de Nicaragua también se abordó y uno de quienes lo hizo con absoluta claridad fue la delegación de Estados Unidos.

Lea además: Funcionarios de EE.UU. apoyan a Félix Maradiaga y Aníbal Toruño ante vinculación a grupos delictivos

Ayer, por ejemplo, el Departamento de Estado informó que había decidido restringir la visa de individuos involucrados en violaciones de derechos humanos y en la socavación de la democracia en Nicaragua, entre los que se encuentran oficiales de la Policía Nacional, funcionarios de gobiernos municipales y un funcionario del Ministerio de Salud, a quienes no identifican por restricciones legales.

Valiosa cooperación

El viernes 24 de marzo pasado, el Congreso de Estados Unidos aprobó un presupuesto de cooperación para Nicaragua de 10 millones de dólares. Los fondos son destinados a apoyo a la sociedad civil y al establecimiento del Estado de derecho en Nicaragua. Congresistas en Estados Unidos se han urgido para que el gobierno de Daniel Ortega respete los derechos humanos de los nicaragüenses.

El mandatario ascendió al poder en enero de 2007. Tras años de autoritarismo, la población está demandando justicia y democracia en las calles.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: