LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Esta es la portada de junio de la revista Magazine.

Doctor mortero, la historia de Gustavo Porras

La revista Magazine de junio trae la historia de dos médicos nicaragüenses: La de Alejandro Dávila Bolaños, el doctor de los pobres y la de Gustavo Porras, el doctor mortero

La revista Magazine de junio trae la historia de dos médicos nicaragüenses: la historia de Alejandro Dávila Bolaños, un médico valiente que le dio su nombre al hospital militar que hay en Managua y la de Gustavo Porras, el dirigente sindical que preside la Asamblea Nacional del régimen de Daniel Ortega y que en los años noventa dirigía asonadas en contra del gobierno de doña Violeta Barrios de Chamorro.

Alejandro Dávila Bolaños no es un hospital. Ni una dirección en Managua. Ni siquiera una historia. Es un hombre que decidió estudiar Medicina y que cuando hubo que decidir de qué lado de la historia tendría que colocarse, no dudó en poner sus conocimientos y esfuerzos, primero al servicio de los pobres, de los que no podían pagar una consulta médica, y luego, cuando estalló la guerra, al servicio de quienes luchaban para sacar a Nicaragua de una dictadura. Aunque eso le costara la vida.

La historia de Dávila Bolaños es oportuna en estos momentos que Nicaragua vive una nueva insurrección y los médicos han tomado protagonismo.

Le puede interesar: Los médicos que han salvado vidas en la crisis de Nicaragua

Pero también están los otros médicos que se convirtieron en una vergüenza para su profesión. Los que se negaron a atender a heridos porque no piensan como ellos, los que dejaron morir a personas porque les ordenaron no atenderlas, los que desde posiciones de poder ordenaron a hospitales y clínicas públicas no atender a los masacrados por el régimen. Como la doctora Sonia Castro, ministra de Salud y como Gustavo Porras, dirigente sindical y presidente de la Asamblea Nacional, de quien también le traemos su historia en esta edición.

Gustavo Porras

La historia de Gustavo Porras que narra Magazine tiene varias facetas. Una cuando era estudiante de Medicina y le fastidiaban las protestas contra Somoza. Otra cuando comenzó a liderar la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud) en 1984 y se convirtió en un dirigente sindical. Y otra es cuando en los años noventa agitaba las calles de Managua, dirigiendo asonadas en contra del gobierno de doña Violeta Barrios de Chamorro, quemando buses, llantas y la economía del país solo para obedecer los lineamientos de Daniel Ortega.

Lea además: Más de 40 médicos en el hospital de León informan que atenderán a universitarios

La última faceta de Porras es verlo convertido en político, presidiendo la Asamblea Nacional en el régimen de Daniel Ortega y como padre del decreto con reformas al INSS que desató las protestas de la población, la rebelión popular, la represión y la vergonzosa orden a los médicos de no atender los heridos de la protestas. Dejarlos morir.

Dávila Bolaños y Porras son médicos diametralmente opuestos.

Estas historias se pueden leer completas en www.magazine.com.ni

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: