Monseñor Rolando Álvarez: “Nicaragua no aguanta más seguir así”

El obispo de la Diócesis de Matagalpa exhortó a los nicaragüenses a perder el miedo y sumarse “a esta inmensa mayoría” de la población que pide un cambio urgente en el país

Obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, en la curia de ese departamento. LA PRENSA/W. López

El obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, exhortó este domingo a los nicaragüenses a perder el miedo y sumarse “a esta inmensa mayoría” de la población que pide un cambio urgente en el país porque “Nicaragua no aguanta más seguir así”.

Lea además: Caravana Azul y Blanco recorre las calles de Managua

Durante su homilía en la catedral San Pedro Apóstol de Matagalpa, monseñor Álvarez dijo que “el pueblo de Dios debe estar atento a las mentiras que pretenden dividir”, explicando que “la expresión diablo —mencionada en el Evangelio del día— procedente del latín, significa divisor” y consideró que “esta es la hora en Nicaragua para la unidad”.

“Este es el tiempo en el que los nicaragüenses tenemos que ser capaces de superar cualquier tipo de diferencia religiosa”, señaló el obispo, agregando que personas no creyentes la religión católica, agnósticos y hasta ateos, así como católicos que no eran practicantes “han vuelto su mirada a la iglesia… (porque) esa es la unidad que quiere Cristo”.

Puede leer: Daniel Ortega calla mientras la sangre sigue corriendo en Nicaragua

El obispo dijo además que ha conocido a “gente histórica que ha hecho un alto, admitiendo haberse equivocado y que han cambiado la ruta. Es la unidad a la que tiene que encaminarse todo el pueblo nicaragüense”. Según monseñor Álvarez, “muchos” policías han depuesto sus armas y exhortó a los feligreses a ser “caritativos” con ellos. En el caso de Matagalpa, LA PRENSA reveló este domingo que al menos 14 policías pidieron su baja, prefiriendo el desempleo y negándose a cumplir órdenes de represión contra el pueblo.

“Cuántos hermanos policías han depuesto sus armas y han dicho: ‘yo no obedezco esa orden’. ¿Cuántos? No crean que han sido pocos, hombres y mujeres que han hecho un alto y que no se han dejado llevar por la vorágine, por el maremágnum de la insolencia, del servilismo, de la inconsciencia”, dijo monseñor Álvarez.

Agregó que esos policías son “hombres y mujeres que se han dado cuenta que no pueden seguir obedeciendo a caprichos… han sido muchos y todo un pueblo que poco a poco va confluyendo en un mismo pensar y en un mismo sentir, la unidad que viene de Cristo”.

También: Sepultan al joven que fue asesinado durante un ataque de paramilitares en Jinotega

“Tenemos que ser caritativos, tenemos que ofrecerles, seguir ofreciendo nuestro cariño, amistad y amor a esos hombres y mujeres que con humildad reconocen, han reconocido su equivocación, que iban por el camino erróneo y ahora están claros que Nicaragua no aguanta más seguir así y están claros que Nicaragua urge un cambio”, expresó el obispo.

El jerarca católico consideró también que hay personas que aún tienen miedo por diferentes razones, sin embargo, expresó: “le hago un llamado a todos aquellos que todavía no han dado el paso para unirse a esta inmensa mayoría del pueblo nicaragüense, que no tengan miedo, que lo den (el paso), que la historia se los va a agradecer y se los va a reconocer siempre”.

“Quiero decirles en nombre de Cristo, con el corazón de pastor, tienen queridísimos hermanos y hermanas una oportunidad histórica, es el momento de rectificar el camino. En nombre de Dios les pido, les suplico: rectifíquenlo y la historia se los reconocerá”, enfatizó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: