“Adiós Patito” le dijeron al adolescente Abraham Antonio Castro Jarquín, de 17 años, asesinado el 8 de junio durante  un ataque de turbas paramilitares orteguistas en la salida norte de Jinotega. LA PRENSA/S.RUIZ

Al menos cinco muertos por la represión orteguista este fin de semana

Nicaragua sigue enterrando a sus mártires. En las últimas 72 horas se registraron ataques en Managua, Jinotega, Masaya y Sébaco

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: