Reconstruir la nación

Columna Semanal: Economía y Desarrollo

12/06/2018
INSS

Economista Adolfo Acevedo. LA PRENSA/ARCHIVO

Se ha colocado bastante énfasis en las pérdidas económicas que está conllevando la presente crisis. Los amigos de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) han estimado que, de no resolverse la crisis en el corto plazo, y prolongarse un mes más, la economía podría caer en un 2 por ciento y el desempleo podría aumentar considerablemente.

Al respecto me permito recordar que, en 2009, debido al impacto de la recesión económica global de ese año, la economía cayó en 3.3 por ciento, con la inversión privada derrumbándose en casi 40 por ciento. Pero al año siguiente, ambas variables se recuperaron.

Lea también: ¿Qué pasa con nuestra economía?

Si solamente se tratase de la caída de la economía, eso mismo es lo que deberíamos esperar, es decir, que el crecimiento económico y la inversión se recuperasen, una vez resuelta la crisis.

Sin embargo, debe quedar claro que, a estas alturas, no tiene sentido esperar el retorno de la antigua normalidad.

En primer lugar, el patrón de crecimiento que prevaleció hasta 2016, ya mostraba signos de un franco agotamiento.

La cooperación venezolana, si incluímos en su medición el hecho de que prácticamente no se debieron desembolsar divisas para pagar la factura petrolera con ese país, la cual llego a representar anualmente poco más del 8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), ha desaparecido.

También puede leer: Decisiones políticas y crecimiento económico

El boom de las commodities también se agoto en lo fundamental y las exportaciones de zonas francas muestran una tendencia de crecimiento declinante. La inversión residencial y en edificios y centros comerciales difícilmente podrá volver a crecer a las mismas tasas. La inversión privada comenzó a mostrar un comportamiento anémico.

De hecho a marzo de 2018, antes de esta crisis, diversos indicadores claves de actividad económica mostraban una tendencia a la baja.

Pero además, este patrón de crecimiento no aseguraba, ni mucho menos, que la creciente fuerza de trabajo derivada del bono demográfico y de la creciente participación laboral femenina, fuese absorbida por empleos de calidad, adecuadamente remunerados.

Lea además: La continuada desaceleración de la economía

Para que la economía pueda crecer a tasas adecuadas y sea capaz de enfrentar los desafíos del proceso de envejecimiento y pueda ser mas equitativa, tendrá que promoverse un esfuerzo nacional coordinado de diversificación de la economía hacia nuevas actividades dinámicas, de rápido crecimiento, capaces de generar empleos de creciente calidad y remuneración.

En segundo lugar, el desenvolvimiento normal de la actividad económica, y de la propia sociedad requiere, como pre-requisito, del funcionamiento de instituciones publicas que, por un lado, proporcionen servicios públicos indispensables, y por otro garanticen bienes públicos fundamentales como confianza, seguridad, protección, justicia, certidumbre y previsibilidad.

Lea: La misteriosa desaceleración de nuestra economía

Pero las instituciones publicas han sido desmanteladas, resultan incapaces de proporcionar muchos de los servicios básicos fundamentales que les corresponden, y se han convertido además en fuente de desconfianza, inseguridad, desprotección, temor, caos, y de una gigantesca incertidumbre.

Refundar las instituciones públicas como instituciones nacionales será una tarea extraordinariamente compleja y difícil, enfrentará una enorme resistencia, y tomará tiempo. Mientras tanto, la actividad económica podría continuar sufriendo.

Este proceso de refundación deberá asegurar que finalmente nuestra sociedad transite de la discrecionalidad y el uso arbitrario y personalizado del poder, a una interacción social cada vez más regulada por leyes, normas y políticas que se implementen de la manera más imparcial e impersonal posible, es decir, con ausencia de discriminación y castigo para unos, y privilegios y “premios” para otros.

Asegurar protección y seguridad a la ciudadanía, sin contar inicialmente con las instituciones adecuadas para hacerlo, representará también un desafío enorme.

También puede leer: Por un futuro diferente

Por otra parte, el país emergerá con una realidad totalmente nueva, tras la irrupción de extensos sectores sociales, antes marginados y excluidos, en la vida nacional.

Esto implica que ya no se puede retornar al viejo modelo de gobernanza, en que el sistema político y el Estado han estado completamente cerrados a la participación de los ciudadanos y ciudadanas, y para los distintos sectores de nuestra sociedad, y solo abrían espacios para las transacciones entre los grupos de poder.

Esto significa que las decisiones fundamentales que afectan el futuro del país deberán adoptarse a través de procesos democráticos y deliberativos, con toda la información sobre la mesa, en los que puedan participar los más amplios sectores.

Puede interesarle: La viabilidad del Seguro Social nicaragüense

Por lo demás, dado el papel que han desempeñado las comunidades y ciudades que comenzaron a autogobernarse, tendrá que respetarse finalmente la autonomía del poder local y otorgársele las capacidades, competencias, poder, atribuciones y recursos que le corresponden.

El autor es economista

adolfojose@live.com

...
Comentarios

Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.


Recientes
20/07/2018 12:00 AM

Gobierno desata represión judicial en contra de manifestantes en Nicaragua

Nacionales
Gobierno desata represión judicial en contra de manifestantes en Nicaragua

El juez suplente Félix Salmerón ordenó prisión preventiva contra diez ciudadanos que participaron en las protestas cívicas contra el gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo Zambrana..

20/07/2018 12:00 AM

El hombre más solitario del mundo

Opinión
El hombre más solitario del mundo

A Ortega Saavedra solo le acompañan las maras sandinistas, como los calificó el embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo..

20/07/2018 12:00 AM

La arrogancia del poder

Columna del día
La arrogancia del poder

Los Ortega-Murillo está, una vez más, siguiendo los mismos pasos y hasta superando en algunos casos al dictador Somoza y como consecuencia lógica de esa criminal acción solo deben esperar tener los..

20/07/2018 12:00 AM

Caricatura 20-07-2018

Caricaturas
Caricatura 20-07-2018

..

20/07/2018 12:00 AM

Obispo Abelardo Mata: Ortega “se ha vuelto como una bestia”

Política
Obispo Abelardo Mata: Ortega “se ha vuelto como una bestia”

El religioso fue víctima de la violencia de paramilitares y seguidores de Ortega el pasado 14 de julio en la ciudad de Nindirí. El obispo dice que la Policía permitió el ataque en su contra...

20/07/2018 12:00 AM

Portada impresa 20-07-2018

Portada Impresa
Portada impresa 20-07-2018

..

Noticias por Correo

Suscribase gratis para informarse del diario acontecer nacional e internacional.

{{ formErrors.get('formInputs.email') }}

{{ value }}