Obispos darán a conocer respuesta de Daniel Ortega en la mesa de diálogo este viernes

El Cardenal Leopoldo Brenes dice que lo importante es que "podamos reiniciar el diálogo" y pide que se frenen los asesinatos

Daniel Ortega, Rosario Murillo, diálogo nacional, diálogo en Nicaragua, Casa Blanca

Daniel Ortega y Rosario Murillo durante el primer día de diálogo nacional. LA PRENSA/ARCHIVO

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) anunciaron este miércoles que reanudarán la mesa de diálogo nacional, luego que el presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega, les respondió a la propuesta que los religiosos le presentaron el jueves pasado sobre la democratización de Nicaragua.

En un comunicado de la CEN, confirmado por el obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, a LA PRENSA, se cita a una conferencia de prensa para este viernes a las 10:00 de la mañana en el Seminario de Fátima, en Managua.

En esa comparecencia, los jerarcas católicos aseguran que darán a conocer la propuesta que le expusieron a Ortega, en su condición de mediadores y testigos del diálogo, la que fue realizada por Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, la que integran estudiantes, empresarios, miembros de la sociedad civil y campesinos.

El documento fue publicado hace unos minutos por Monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar de Managua y miembro de la CEN.

 

El viernes también los Obispos darán a conocer la respuesta de Ortega, la que fue entregada, según fuentes de la Conferencia Episcopal la tarde del martes, el mismo día que el Consejo Superior de la Empresa Privada y la Alianza Cívica anunciaron un paro total para mañana jueves.

«Lo importante es la repuesta que el dio y que podamos reiniciar el diálogo y vamos a trabajar ese proyecto de la democratización que es lo que se ha venido insistiendo», expresó al final de la tarde el Arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes.

Días de reflexión y de reprimir

Ortega había pedido dos días para reflexionar sobre la propuesta, un plazo que venció el sábado. Junto a este silencio del ejecutivo, la sociedad asistió a un recrudecimiento de la represión, que, desde que iniciaron las protestas el 18 de abril, han matado a 151 personas según las cuentas de los organismos de derechos humanos locales.

Los obispos afirmaron que «someteremos a debate (la carta de democratización y la respuesta de Ortega) para buscar un consenso que responda a los anhelos de justicia, democratización y paz del pueblo».

El diálogo nacional fue suspendido el pasado 31 de mayo por la Conferencia Episcopal tras la masacre del Día de las Madres. Brenes no adelantó ningún detalle de lo que oficialmente darán a conocer el viernes, pero sí fue enfático en que espera que no haya más asesinatos.

«El gran llamado es que mañana despertemos sin que ningún nicaragüense haya sido asesinado. Esa es la gran ilusión y yo personalmente siempre le digo al señor….señor, quiero despertar mañana con una buena noticia que diga: no hubo ningún asesinado, no hubo ningún muerto. La intención debe ser de todos, que evitemos más muertos en el país», añadió el cardenal.

Murillo dice que crisis es causada por «odio»

Rosario Murillo, vicepresidenta designada por el poder electoral, oficialmente no informó sobre la respuesta de Ortega, sin embargo habló sobre la necesidad del diálogo para encontrar una salida a la grave crisis en el país, la que según ella es causada «por el odio».

En su intervención en los medios oficialistas el mediodía este 13 de junio, Murillo dijo que se preparan «para caminar rutas de diálogo y paz, rutas de justicia para encontrarnos, reunirnos y empezar a resolver aquellos puntos que debemos» como país.

La ciudadanía en las calles pide la salida de Ortega y Murillo, tras la masacre de abril y mayo, pero además se demandan elecciones  adelantadas.  En días pasados, trascendió la visita de un emisario del presidente del comité de relaciones exteriores del Senado de Estados Unidos, quien se habría reunido con Ortega. Según la información suministrada por la embajada estadounidense al líder campesino, Medardo Mairena, el mandatario aceptó comicios anticipados, pero no acepta renunciar tal como le exige la población.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: