Las denuncias de los nicaragüenses demuestran la deshumanización del Sistema de Salud en el país, según especialista

En dos meses de protestas, se han registrado decenas de denuncias de pobladores que aseguran que se les ha negado atención médica en hospitales

Además de las denuncias contra el personal, los pacientes critican la calidad de las instalaciones hospitalarias en el país. LA PRENSA/ARCHIVO

Las denuncias de la población de que les han negado atención médica en hospitales públicos o que algunas ambulancias están siendo utilizadas para transportar armas evidencian que en Nicaragua hay una deshumanización del Sistema de Salud y plantea la necesidad urgente de realizar cambios profundos en el mismo, valora la especialista en Salud Pública, Ana Quirós.

Muestra de esta crisis en el Ministerio de Salud (Minsa) son los pronunciamientos que realizaron recientemente los médicos de los hospitales Bertha Calderón, en Managua; Humberto Alvarado Vásquez, en Masaya y Oscar Danilo Rosales, en León, en los que aseguran que ellos atenderán a quien necesite asistencia médica sin distingo de raza, religión o credo político.

“Me parece que es como una forma de decir ‘nosotros no estamos de acuerdo con esto que nos mandaron, que nos orientaron’, aunque no lo haya reconocido la Sonia Castro (ministra de Salud)… Yo sí creo que está bien que los médicos se pronuncien porque es una forma de quitarle fuerza al régimen y es un ejemplo para otro personal de salud”, expresó Quirós.

Otra institución que se pronunció ante las denuncias de la población fue la Cruz Roja Nicaragüense (CRN), ya que mucha gente asocia a las ambulancias de la CRN con las que supuestamente les han encontrado armas de fuego; es por ello que pidieron a la ciudadanía que si encuentran irregularidades en una ambulancia que verifiquen a qué institución pertenece.

Un proceso de deshumanización

“La deshumanización venía con la insistencia de que para hacer ciertos procedimientos necesitaban cartas del partido, eso ya implicaba un nivel de discriminación y deshumanización porque significaba que por encima del Derecho Humano, por encima de la obligación constitucional y por encima de la Ley General de Salud estaban poniendo los lineamientos partidarios”, expresó Quirós.

Desde que comenzaron las protestas contra el Gobierno, el pasado 18 de abril, los estudiantes de Medicina se han destacado en la atención a los manifestantes, críticos al Gobierno, es por esto que esta experta en Salud consideró que ellos son un ejemplo de que se están formando profesionales de calidad.

Lea también: Los médicos que han salvado vidas en la crisis de Nicaragua

Se necesitan cambios profundos en el Minsa

En los últimos meses la gestión de la ministra de Salud, Sonia Castro, ha sido ampliamente cuestionada por la población por ser una activista del régimen Ortega Murillo.

A la funcionaria la grabaron en videos tratando de persuadir a los familiares de los muertos en las protestas para que no realizaran denuncia. Además, no ha querido responder por qué se ha negado atención médica de urgencia.

Según la Ley General de Salud los nicaragüenses tienen derecho “a recibir en cualquier establecimiento de salud público o privado, atención médica-quirúrgica de emergencias cuando la necesite mientras subsista el estado de grave riesgo para su vida”.

También los estudiantes de Medicina denunciaron que los despidieron de un hospital por haber participado en las protestas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: