Los habitantes de Masaya entre la relativa calma, con la amenaza de la invasion de las fuerzas paramilitares y los antimotines que mantienen a la población desarmada. LA PRENSA/Manuel Esquivel

Paramilitares sitian Nindirí, mientras masayas temen un nuevo ataque

Los paramilitares encapuchados ingresaron a la iglesia Santa Ana, en Nindirí, donde estaba el personal médico para brindar asistencia humanitaria

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: