Toque de queda para taxistas y buseros de Managua

Los socios de las cooperativas del transporte colectivo guardan sus buses antes que entre la noche, esto por la inseguridad

LA PRENSA/CORTESÍA

Mientras que los taxistas de Managua ahora tienen un turno abierto para trabajar, los socios de las cooperativas del transporte colectivo guardan sus buses antes que entre la noche, esto por la inseguridad que ha abierto paso en paralelo con la represión gubernamental que casi cumple dos meses.

La medida de evitar la circulación vehicular por las noches es compartida también por los conductores de vehículos particulares, al patrullar fuerzas paramilitares a bordo de camionetas y motos, que disparan y matan sin que les tiemble el pulso ni les cause remordimientos.

Ante esto, la defensa de la ciudadanía ha sido poner barricadas para evitar que estas bandas incursionen en los barrios; no obstante la Policía Nacional, las mismas fuerzas paramilitares y trabajadores de la Alcaldía insisten en desmontarlas en plena luz del día.

Así transcurre la vida en Managua, en una especie de toque de queda, como si fuera tierra de nadie y donde la única opción es tomar la medida extrema de refugiarse en casa para no ser asesinado y aumentar la lista.

Reynaldo Bermúdez, presidente de la Unión de Cooperativas de Taxis de Managua (Unicootaxma), explicó que operar bajo un turno abierto ha los ingresos han bajado de los taxistas.

“Tiene resultado negativo porque los compañeros andan desesperados, no están ganado lo suficiente. Tengo amigos que me han presentado una bitácora de sus ingresos y prácticamente 450 córdobas, 200 de gasolina y 250 se llevan para su comida”, manifestó Bermúdez.

En el caso de las rutas, que están conformada por 835 unidades, se guardan antes de las 6:00 p.m.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: