Nicaragua sometida a dos meses de terror con represión gubernamental

En dos meses de represión en Nicaragua se ha perpetrado un promedio de tres asesinatos por día, según Cenidh

Paramilitares del gobierno son el símbolo de la represión en Nicaragua. Oscar Navarrete/ LA PRENSA.

En los últimos dos meses Nicaragua ha registrado por lo menos tres asesinatos por día por la represión estatal y paramilitar, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh). Y los crímenes contabilizados por los organismos de derechos humanos existentes en el país es la mejor forma de radiografiar la represión en el país.

Las cifras de muertos reportados por los tres organismos de derechos humanos son variados y van desde más de 160 asesinatos a más de 200 crímenes.

El asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas, afirmó que tienen 165 crímenes confirmados más una lista de otras 30 “que se están depurando” en proceso de confirmación.

El Cenidh contabiliza 180 muertes, “muchas de ellas ejecutadas” lo que da el promedio de tres asesinatos por día, según el abogado Gonzalo Carrión, quien dijo que esto demuestra que la población ha sido sometida a “un estado de terror”, con incalculables daños para la vida, la seguridad y la integridad física de la población.

Mientras el reporte de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos ya registra los 215 asesinados, confirmó su secretario ejecutivo Álvaro Leiva Sánchez, quien expresó que esto demuestra la falta de cumplimiento del Estado en garantizar el derecho a la vida de la población nicaragüense.

Carrión explicó que cuando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), emitió su informe registraban 76 asesinados. Y en 27 días después de ese informe de la CIDH han ocurrido al menos 104 asesinatos.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, hasta este lunes registraba 178 muertes, “en su mayoría de la mano de fuerzas policiales y grupos armados progubernamentales, incluyendo presuntos francotiradores, y al menos 1,500 heridos”.

Carrión expresó que, durante este período los manifestantes han incrementado la resistencia. Y ante la pérdida de capacidad de movilización al Gobierno ha recurrido al recurso del terror, “solo nos recuerda la época que fue derrotada la dictadura somocista con un despliegue de fuerzas tenebrosas, con lo que se denominan los Becat modernos, de (camionetas) Hilux y otro tipo de marcas”.

La vida no tiene valor

Los defensores de derechos humanos, Pablo Cuevas y Gonzalo Carrión refieren que durante este período se han registrado asesinatos masivos. Cuevas los califica como “hechos monstruosos”, como el ocurrido el fin de semana pasado contra una familia en el barrio Carlos Marx y el ataque con francotiradores contra la marcha del 30 de mayo en homenaje a las Madres de Abril que en todo el país causó alrededor de 18 muertes.

Pese a que la vida debe ser el bien superior protegido del Estado, ha bajado a niveles que ya no tienen ningún valor, cuestionó Cuevas.

Escuadrones de la muerte
Hemos tenido conocimiento que hay una gran cantidad de personas yéndose del país porque se sienten perseguidas, otras están clandestinas “porque están llegando estos escuadrones de la muerte a tratar de asesinarlos”, denunció Pablo Cuevas.

LEA: Represión gubernamental acompañada de amenazas a sacerdotes

A esto le agregó que “se están utilizando estructuras partidarias del Gobierno en los barrios y estas personas se están encargando de levantar listas que luego las utilizan “estos escuadrones” y la Policía para perseguir y crear la zozobra e inestabilidad. “Y estos grupos hacen cosas increíbles como saquearles las casas a las personas, cono quemarles las casas llevarse detenidos como si fueran autoridad policial y luego aparecen en las delegaciones policiales detenidos”, afirmó Cuevas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: