Vicepresidente de EE.UU denuncia crímenes cometidos por el régimen de Nicaragua

Según el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence, centenares de miles de valientes manifestantes se tomaron las calles de Nicaragua hace dos meses para exigir reformas democráticas

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos. LA PRENSA/AFP

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos. LA PRENSA/AFP

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, urgió nuevamente a Daniel Ortega el fin “de los crímenes cometidos por su gobierno” y que responda por el reclamo  de democracia y derechos humanos que le hace su nación.

Pence ofreció estas declaraciones  durante el decimosegundo desayuno y conferencia nacional hispana de oración, realizado el pasado 14 de junio, en que explicó la situación actual del país centroamericano.

Lea además: Daniel Ortega recibió a emisario de Estados Unidos

Sus palabras han sido registradas en un informe  publicado en la página  electrónica de la Casa Blanca, pero además un extracto del video circuló desde este lunes en las redes sociales.

Denuncia represión

Según Pence,  centenares de miles de valientes manifestantes se tomaron las calles de Nicaragua hace dos meses para exigir reformas democráticas.

A partir de entonces, el ejecutivo de Ortega ha respondido con una brutal represión, en la que han muerto unas 150 personas, según el vicepresidente de Estados Unidos.
Cifras de organismos de derechos humanos de Nicaragua elevan la cifra a doscientos, quienes han sido víctimas en su mayoría de  las fuerzas del Gobierno, y de un grupo que Pence llama “sus despiadados aliados paramilitares”.

Ante esta situación, el vicepresidente clama en favor de Nicaragua. “Hoy, en nombre del presidente (Donald) Trump, pedimos a Daniel Ortega que ponga fin a los crímenes de su gobierno. Ha llegado el momento de poner fin a los ataques contra manifestantes pacíficos. Ha llegado el momento de darle al pueblo nicaragüense el futuro de libertad que se merece”, exigió Pence en su discurso.

Las protestas contra Ortega iniciaron en abril, por la   inconformidad ciudadana ante unas reformas inconsultas a la seguridad social, las que luego ante el reclamo ciudadano el gobernante derogó. Sin embargo, después se han convertido en una demanda nacional para que deje el poder tanto él como su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo.

Vea además: Funcionarios de EE.UU. apoyan a Félix Maradiaga y Aníbal Toruño ante vinculación a grupos delictivos

Pence  menciona también, al dirigirse a su audiencia ese 14 de junio, que como muchos de ellos saben varios de los líderes de fe y clero más prominentes de Nicaragua han recibido “amenazas de muerte por levantar sus voces valientemente. Esto debe terminar”.

Estados Unidos condena

El Departamento de Estado de los EE.UU. condenó la noche de este lunes “la actual campaña de violencia e intimidación patrocinada por el gobierno de Nicaragua”, lo que incluye el ataque incendiario contra una familia en el barrio Carlos Marx y su posterior intimidación durante el velorio.  Estos ataques contra manifestantes pacíficos, y ciudadanos en general, son considerados inaceptables.

Puede interesarle: Congresistas de Estados Unidos piden suspender a Nicaragua de la OEA

”Instamos a la implementación inmediata y total del acuerdo de diálogo nacional del 15 de junio sobre derechos humanos. El gobierno nicaragüense ha aceptado otra visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y recomienda que comience inmediatamente”, dice el departamento de Estado en su comunicado.

El gobierno estadounidense dice que toma nota del llamado generalizado, entre los nicaragüenses, de elecciones anticipadas y considera que son un camino constructivo en Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: