Senegal quiebra el favoritismo de Polonia y emula su actuación de hace 16 años

A Senegal se les conoce como los Leones de la Sabana, pero deben modificarlos a los Leones quiebra pronósticos. Vencieron con mucha autoridad a Polonia 2-1

Senegal sorprende en su primer desafío. LAPRENSA/AFP

A Senegal se les conoce como los Leones de la Sabana, pero deben modificarlos a los Leones quiebra pronósticos. Vencieron con mucha autoridad a Polonia 2-1, la misma que era candidata al primer lugar junto a Colombia. Y es que cada vez que llegan a una Copa del Mundo dejan sin aire a los favoritos, los colocan contra las cuerdas hasta sacarles los tres puntos. Hace 16 años hicieron su debut en Copa del Mundo en Corea-Japón y bajaron del altar al campeón defensor: Francia.

Te puede interesar: Colombia se desequilibra con 10 jugadores y cae frente a Japón

Este Senegal no solo es Sadio Mané, es el conjunto. Atacan como hambrientos correcaminos, defienden como las fieras a sus crías y en el terreno lo convierten en su propia selva. Rápidamente, Senegal hizo recordar al conjunto de Ghana, esa que en Sudáfrica 2010 causó impacto avanzando hasta cuartos, cuando fueron eliminados por Uruguay.  Y tras ver los primeros partidos de Túnez, Nigeria, Egipto y Marruecos, el equipo con más cuerda y mejor impresión fueron los senegaleses.

La fiesta empezó al minuto 38 con el pase de Mané hacia Gueye, el mediocapista estaba frente al arco y no lo pensó mucho para realizar la estocada, la cual fue interceptada por el defensor Cionek, quien terminó desviando y haciendo el esférico imposible de capturar para Szczesny. Celebraban sin control los verdes, a pesar que Polonia comandada por Lewandowski no dejaba de asediar.

Lea además: Harry Kane se proclama el “rey” de Inglaterra sepultando a Túnez

Durante la segunda parte el encuentro siguió muy disputado con ocasiones en ambos lados. N’Diaye rechazó un tiro de falta envenenado de Lewandowski, luego el mismo delantero letal recibía un jalón claro de camiseta que el árbitro no captó. La benevolencia de Polonia fue castigada por el olfato goleador de M’Baye. Un error de Krychowiak tratando de reventar la pelota quedó como un pase de bandeja para el jugador africano. El arquero salió a cazar palomas y tras dejarlo atrás M’Baye definió solo contra las redes. 2-0 estaba el marcador y cada vez más el regreso a un mundial ilusionaba a los senegaleses.

Cuatro minutos antes del final, Krychowiak descontó de cabeza. Alimentó las esperanzas polacas hasta que el árbitro pitó el final del encuentro. Victoria merecida de Senegal que nuevamente deja con la boca abierta a los favoritos… recuerden que hace 16 años también lo hizo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: