Daniel Ortega se embolsa la baja en el precio del petróleo

Nicaragua consume cada año más de 10 millones de barriles de crudo y productos terminados, de los cuales al menos cinco millones de barriles se procesan en el país

Daniel Ortega, presidente designado por el poder electoral. LA PRENSA/ARCHIVO

Pese a que en las últimas semanas el petróleo ha venido reduciendo su precio a nivel internacional, pasando de 72.59 dólares el 20 de mayo a 64.19 dólares hasta el 15 de junio, en Nicaragua los combustibles llevan cinco semanas invariables, es decir, que el alivio del crudo no ha sido trasladado a los consumidores.

El Banco Central indica que hasta el 15 de junio el petróleo intermedio de Texas (WTI), que es el crudo de referencia para Nicaragua, había caído 7.2 por ciento en términos mensuales.

La invariabilidad del precio de los combustibles en Nicaragua confirmaría que se siguen beneficiando las empresas ligadas a la familia presidencial Ortega-Murillo, las que están detrás de la fijación de los precios, señala el economista Adolfo Acevedo.

Le puede interesar: Consumidores cansados de escalada alcista en Nicaragua

En Nicaragua, desde la semana del 13 de mayo, en el mercado de hidrocarburos, controlado principalmente por allegados a la familia presidencial, se mantiene congelado el precio de los combustibles, mientras que en algunos países de Centroamérica ha habido alivios.

El precio del petróleo para el 20 de mayo era de 72.59 dólares el barril, la siguiente semana bajó a 67.36 dólares y el pasado viernes se situó en 64.19 dólares el barril, según registros internacionales.

Hasta este lunes el petróleo intermedio de Texas se ubicó en 65.85 dólares el barril.

Comparación con países de la región

César Martín Arévalo, especialista en hidrocarburos, indica que Nicaragua solo puede compararse con el mercado de El Salvador, que es similar en su esquema logístico, de recibir productos terminados en la Terminal Corinto (Nicaragua) y Terminal de Acajutla (El Salvador).

Al respecto, esta semana en Nicaragua el precio de la gasolina regular es de 3.97 dólares por galón; la súper 4.05 dólares por galón; mientras el diesel tiene un costo de 3.47 dólares por galón.

Lea además: Señalan a consumidores de ser responsables ante ola de alzas por no reclamar

En cambio, en El Salvador la gasolina regular pasó de 3.62 a 3.56 dólares el galón; la gasolina súper de 3.85 a 3.82 dólares; y el diesel cambió de 3.38 a 3.23 dólares el galón.

Otro de los países donde esta semana hubo bajas de precio es Panamá, donde el precio de la gasolina regular cuesta 3.28 dólares el galón, cinco centavos menos que el precio que tenía el 4 de junio (3.33 dólares). De igual forma el diesel pasó de 3.04 a 2.98 dólares el galón en el período antes indicado.

Además Arévalo indica que cuando hay alzas “se observa que los combustibles han aumentado más en Nicaragua respecto a El Salvador”.

La Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), con sede en Panamá, en su comparativo de precios de combustibles en lo que va de junio indica que Nicaragua, después de Costa Rica, tiene los precios más altos en combustibles, después de impuestos.

Los negocios de los Ortega Murillo

Nicaragua consume cada año más de 10 millones de barriles de crudo y productos terminados, de los cuales al menos cinco millones de barriles se procesan en el país. El resto es importado principalmente por empresas ligadas a la familia Ortega-Murillo.

Lea también: Alzas golpean bolsillos de los consumidores

Entre las empresas figura DNP Petronic, que según investigaciones de LA PRENSA, esta fue adquirida con fondos de Alba Caruna y pasó a ser administrada por Yadira Leets Marín, esposa de Rafael Ortega Murillo, hijo mayor del presidente designado por el Consejo Supremo Electoral (CSE), Daniel Ortega.

Estadísticas del Ministerio de Energía y Minas (MEM) revelan que entre enero y marzo de este año, la Distribuidora Nicaragüense de Petróleo DNP fue la mayor importadora de combustibles terminados, mientras que Puma Energy —un consorcio extranjero—, es la que más importa petróleo crudo, que luego se refina en Nicaragua.

Distintos especialistas han explicado que para fijar las variaciones de precio del combustible en Nicaragua, una de las variables es el comportamiento del crudo a nivel internacional.

Lea además: Alza en combustibles resta competitividad del país

Pese a que la cooperación venezolana para Nicaragua se ha reducido fuertemente —al punto que el año pasado cayó 76 por ciento con respecto al 2016—, el consorcio de Albanisa y de la DNP no han dejado de estar al frente de las importaciones.

Presión social frenó alzas

Dado a que este fin de semana se informó que el precio de los combustibles no variaría por quinta semana consecutiva, según el monitoreo semanal del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) indican que en Managua la gasolina regular se está vendiendo en promedio en 33.10 córdobas por litro; la gasolina súper en 33.74 córdobas; y el diesel en 28.85 córdobas.

La primera semana de mayo, debido a las constantes alzas en el combustible desde inicios de este año, el sector selectivo de Managua y otras ciudades protestó, lo que originó tranques en algunas ciudades.

Le puede interesar: Ajuste al salario mínimo “nacería muerto” con últimas alzas

Desde ese entonces si bien el precio de los combustibles no volvió a subir, lo cierto es que estos no han recibido el alivio que ha generado el crudo a nivel internacional en semanas pasadas.

Nicaragua tiene los niveles impositivos más bajos de Centroamérica en los combustibles. Según el Comité de Cooperación de Hidrocarburos de América Central (CCAHC), en Nicaragua se aplican el Impuesto Específico Conglobado (IEC), el aporte al Fondo de Mantenimiento Vial (Fomav) y el impuesto destinado al Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: