Autoconvocados retienen a tres militares en un tranque en Matagalpa

Los militares fueron liberados antes del mediodía, en presencia de sacerdotes y el coordinador de los derechos humano de Matagalpa

Además del tranque en la carretera de circunvalación, al oeste de la ciudad, los manifestantes en Matagalpa tienen este otro en el puente de salida a Managua. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ M.

El teniente coronel Justo González Artola y dos soldados del Ejército estuvieron este viernes retenidos durante más de dos horas por pobladores autoconvocados que mantienen un tranque en la carretera que rodea el oeste la ciudad de Matagalpa.

Según los autoconvocados, el vehículo en el que se transportaban los militares iba sin placas, los ocupantes vestían de civil y llevaban dos barriles de combustible en la tina de la camioneta. Uno de los manifestantes dijo que “les preguntamos qué llevaban en los barriles y dijeron que era agua”.

Lea además: Pobladores cierran de manera permanente las vías en Matiguás y Río Blanco, Matagalpa

“Los orteguistas nos han andado atacando en ese tipo de vehículos sin placas y también así andan trasladando combustible”, agregó el ciudadano.

Mientras que la placa EN 0643 la llevaban oculta debajo de uno de los asientos del vehículo, fue entonces que los hombres admitieron pertenecer al Ejercito de Nicaragua.

Los sujetos se identificaron como teniente coronel Justo González Artola, jefe del Primer Batallón de Infantería —ubicado en Jinotega— del Sexto Comando Militar Regional (SCMR), y los soldados Berlín Hernández y Exai Gutiérrez.

En presencia de Sacerdotes

Los militares fueron liberados antes del mediodía, en presencia de los sacerdotes Francisco Tercero Gómez, Óscar Escoto y César Corrales, así como el coordinador en Matagalpa del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Omar Castellón.

Vea también: Ejército de Nicaragua confirma adquisición de camiones militares de primera generación

Según los militares, ellos se dirigían de Jinotega hacia la base del SCMR en Waswalí, cinco kilómetros al suroeste de Matagalpa.

Un muerto en Sébaco

En horas de la tarde, Alejandro Castellón fue ultimado a disparos por un grupo de paramilitares a fines al gobierno. Al momento del incidente, el ciudadano transportaba a dos vacas en un trailler e iba acompañado por Roberto Alvares Treminio, este último comerciante de ganado.

Lea además: Encuentran a un joven muerto en Matagalpa

Los hechos ocurrieron en la comunidad El Cacao, jurisdicción del municipio de Sébaco, Matagalpa. Se presume que los sujetos que atacaron a Castellón y Alvares buscaban un camión de la Alcaldía que supuestamente había sido retenido por autoconvocados.

Castellón viajaba en el asiento de copiloto de un Jeep rojo que manejaba Álvarez. En el vehículo también iban otros dos hombres identificados inicialmente como Hipólito Herrera y Bismark Tinoco, quienes resultaron ilesos.

Según diversas fuentes, los paramilitares con distintos tipos de armas se movilizaban en tres camionetas que poco antes de las 3:00 p.m. fueron vistas pasar por la Villa Chagüitillo, dirigiéndose presuntamente hacia la comunidad Agua Zarca, donde supuestamente estaba retenido un camión de la Alcaldía de Sébaco.