PEN denuncia agresiones contra periodistas y crímenes contra ciudadanos en Nicaragua

PEN-internacional capítulo Nicaragua, denunció las agresiones gubernamentales contra los periodistas en Nicaragua desde que se inició la represión contra los ciudadanos que se manifiestan de forma pacífica pidiendo la salida inmediata del poder de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

SIP

Este es el momento en que el fotoperiodista de LA PRENSA, Uriel Molina es despojado de su cámara fotográfica por turbas orteguistas. Muchos periodistas han sido agredidos y asaltados en el marco de esta jornada de rebeldía ciudadana. LAPRENSA/CORTESÍA

PEN-Internacional capítulo Nicaragua, denunció las agresiones gubernamentales contra los periodistas en Nicaragua desde que se inició la represión contra los ciudadanos que se manifiestan de forma pacífica pidiendo la salida inmediata del poder de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

«Pen-Nicaragua, denuncia ante los nicaragüenses, la comunidad internacional y los más de 140 centros de organización del Pen a nivel mundial, los hechos en contra de las mujeres y hombres de prensa, cuyos nombres denunciaremos», expresó el comunicado leído por la periodista Ángela Saballos y Gioconda Belli.

Yasser Morazán, también miembro de Pen-Nicaragua, denunció la agresiones y robos de equipos a periodistas de medios de comunicación independientes, por parte de grupos de choque y paramilitares al servicio del régimen de Daniel Ortega, quien gobierna Nicaragua desde el 2007.

Lea más en: Periodistas perseguidos y acosados por paramilitares y policías durante las manifestaciones

«Así como denunciamos el crimen de Ángel Gahona, las agresiones, robos de equipo y las amenazas sufridas por nuestros colegas en el ejercicio de su profesión, reclamamos que se respete la integridad física, la labor y los instrumentos profesionales de quienes arriesgan sus vidas para cumplir su tarea de informar», expresó el comunicado de video que esa organización que dirige en Nicaragua, la escritora Geoconda Belli.

La organización además denunció los crímenes de Estado que se han dado contra las 215 personas «víctimas de las balas» en manos de las  fuerzas policiales y paramilitares.

Belli además denunció que una de las primeras medidas represivas del gobierno Ortega-Murillo, para evitar que el mundo conociera la masacre, fue censurar a medios de comunicación independientes, pero ante el clamor nacional estos fueron habilitados nuevamente.

«Como organización de escritores y periodistas vemos con inmensa preocupación la continúa incursión de la policía y de bandas paramilitares que la acompañan en ciudades y barrios de Nicaragua. Lamentamos profundamente el incendio que provocó la muerte de la familia Pavón del barrio Carlos Marx. Ha sido desgarrador que haya muerto una familia entera de cuatro adultos y dos niños pequeños. Esas muertes nos han conmocionado hasta lo más hondo», señala Pen-Nicaragua, en el comunicado.

Lea más en: Alianza Cívica pide a Alto Comisionado de Naciones Unidas denunciar matanza ordenada por Daniel Ortega

 

 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: