Yanquis y Boston enfrascados en una batalla sin fin

Yanquis y Medias Rojas aún tienen mucho camino por delante, pero no están dispuestos a ceder nada a su más enconado oponente

J.D. Martínez está respondiendo como los Medias Rojas de Boston esperaban al darle un contrato multimillonario antes del inicio de la temporada 2018 de las Grandes Ligas. LA PRENSA/AP/Michael Dwyer

J.D. Martínez está respondiendo como los Medias Rojas de Boston esperaban al darle un contrato multimillonario antes del inicio de la temporada 2018 de las Grandes Ligas. LA PRENSA/AP/Michael Dwyer

La temporada aún no llega a la mitad, pero los Yanquis y Medias Rojas han dejado en claro que no están dispuestos a cederle un centímetro a su más enconado rival. La batalla quizá se decidirá en septiembre, pero mientras ese momento llega, tratan de situarse al frente desde ahora.

Por el momento, están empatados en la cima del Este de la Liga Americana.

Aun cuando fueron barridos por Tampa el fin de semana, los Yanquis han estado en medio de un mejor momento. Después de un arranque de 9-9, han acumulado 41-17. Los Medias Rojas despegaron con 17-2, pero tienen 35-24 desde entonces. Sin embargo, todavía queda un extenso camino.

La fortaleza de los Yanquis está en su ofensiva, que no tiene baches pese a los promedios de Gary Sánchez (.194) y Greg Bird (.193). Sánchez tiene 14 jonrones y 41 remolques. En el medio Aaron Judge está luciendo realmente bien y Giancarlo Stanton ha despertado finalmente.

Y si se agrega a Didi Gregorius, Aaron Hicks, Brett Gardner y los nuevos «baby bombers» Gleyber Torres y Miguel Andújar, entonces el peligro se extiende de principio a fin. Los Rays le encontraron la clave para sujetarlos el fin de semana, pero su poderío está demostrado.

Pero Boston dispone de J.D. Martínez como el alma de su ataque y a juzgar por lo hecho hasta hoy, sería el Jugador Más Valioso. Tiene .326, 23 jonrones y 60 remolques, más el peligroso Andrew Benintendi, Mitch Moreland y Xander Bogaerts, mientras se espera el despertar de Jackie Bradley Jr.

Sin embargo, el equipo resiente las lesiones de Dustin Pedroia y las dificultades de Mookie Betts, dos piezas claves. Betts es el jugador más importante de los Medias Rojas, pero su salud ha flaqueado este año. Aún así, batea .342, con 19 jonrones y 39 remolques, más su excelente defensa.

Flaquean en el pitcheo

Y aunque los Yanquis tienen al probable mejor lanzador de la liga en Luis Severino (10-2 y 2.24) los Medias Rojas tienen una mejor rotación con Chris Sale, David Price, Rick Porcello y Eduardo Rodríguez. A los Yanquis les falta un abridor de alto nivel y lo están buscando.

Donde Boston necesita ayuda es en el bullpen luego de Craig Kimbrel. Según Nick Cafardo de The Boston Globe, les haría bien conseguir a Zach Britton de los Orioles o Brad Hand de San Diego, “pero no hay mucho que ofrecer en las Ligas Menores”, dice el columnista.

A los Yanquis se les ha vinculado con lanzadores veteranos como Cole Hamels y J. A. Happ, pero más recientemente con Blake Snell y Chris Archer de Tampa. Por ahora no hay nada definido. “La ventaja es que tienen prospectos y dinero para ofrecer”, dice Cafardo.

La temporada regular terminará para Yanquis y Medias Rojas del 27 al 30 de septiembre con tres duelos en el Fenway Park de Boston, quizá hasta entonces se dirima la batalla por la cima del Este, porque de acuerdo a los expertos, ambos clubes deben ir a los playoffs.

Este próximo viernes en Nueva York, arranca una serie de tres juegos que podría ser una probadita de lo que son capaces de ofrecer estos dos clubes en plena efervescencia.

Lo esencial, es que la rival más acérrima del beisbol, está como debe ser.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: