Cristiano Ronaldo también falla y envía a Portugal al segundo lugar

¿Quién dice que los hombres de hierros no puede ser retorcidos? Portugal pudo ser primero del Grupo B. Es más, tuvo en las piernas del mejor lanzador de penaltis del mundo la oportunidad de evitar a Uruguay

Cristiano Ronaldo frustrado por haber fallado un penalti. LAPRENSA/AFP

¿Quién dice que los hombres de hierros no puede ser retorcidos? Portugal pudo ser primero del Grupo B. Es más, tuvo en las piernas del mejor lanzador de penaltis del mundo la oportunidad de evitar a Uruguay en octavos y enfrentarse a la Rusia desnudada por los charrúas. El símbolo de seguridad frente al arquero Beiranvand se convirtió en un secreto revelado. Tapón del iraní y Portugal finalizó azotado por el 1-1 final de los asiáticos tras una mano decretada por el VAR.

Te puede interesar: Sin el brillo esperado, España pasa líder a octavos donde enfrentará a Rusia

Otra vez Portugal vuelve a dejar dudas.  Un equipo no puede llegar solamente hasta donde su estrella brille, se necesita más que Cristiano Ronaldo para que Portugal alcance un mayor recorrido. Durante el primer tiempo obtuvo dos opciones de claridad, la primera al principio del duelo con Ronaldo, la cual fue rechazada frontalmente por Beiranvand y la última al 44 cuando Quaresma ejecutó un pase de taquito de Adrian Silva. El veterano delantero enfocó su mira con el exterior del botín y logró un gol excepcional, así ganaba Portugal 1-0, borrando un poco la incapacidad ofensiva cuando no estaba Ronaldo.

Irán ya no perdía nada, daba lo mismo ser goleados que caer 1-0, es la clasificación lo que estaba en juego. No obstante, Carlos Queiroz decidió mantener las apariencias. No presionaban, no arriesgaban y cedían mucho terreno a los lusos, quienes malograban la ofensiva. No tenía sentido el poco sacrificio de Irán, pero Ronaldo al ser expuesta su solidaridad con Messi fallando el penalti les brindó más inspiración a los asiáticos.

Lea además: Uruguay frena el buen paso de Rusia con goleada y arrebata el liderato

Apoyado por la suerte con una mano cantada por el VAR, Irán consiguió marcar lo que Cristiano Rolando falló. Al minuto 90 Ansarifad igualó el marcador, quebrando las ilusiones portuguesas de ser primer lugar de grupo, pero lo que fue aún más dramático el cierre, cuando al 90+4, Amiri tuvo la oportunidad de causar la mayor sorpresa de la Copa del Mundo. Dentro del área pequeña en la zona izquierda desperdició una opción de gol clarísima, tan así que tras terminar el encuentro se soltó en llanto. Irán había puesto en escena al Cristiano humano y había palpado los octavos hasta el último segundo.

El hombre de hierro salió con la cara arrugada. No es lo mismo haber estado líder de goleo con cinco y estar en palco ante Rusia que ahora verse ante una Uruguay de menos a más y con la capacidad de tumbar a un grande. ¿Será Cristiano humano o extraterrestre en octavos?