Francia guarda artillería y «pacta» empate contra Dinamarca que beneficia a ambos

La artillería francesa quedó guarda para medirse en octavos a Nigeria o Argentina, que se miden a mediodía por el cupo

Griezmann, uno de los pocos titulares del once estelar. LAPRENSA/ AFP

Sin en el potencial habitual, Francia «pactó» un empate sin goles contra Dinamarca, una selección austera que sabe interpretar los partidos y meter el acelerador cuando es necesario. Los daneses se enfocaron en cuidar más su portería que atizar la contraria porque con eso les bastaba para pasar como segundo lugar (5 puntos) a los octavos donde enfrentarán a la difícil Croacia de Luka Modric.

La artillería francesa (siete puntos) quedó guarda para medirse en octavos a Nigeria o Argentina, que se miden a mediodía por el cupo, porque estaba fija en el liderato. Francia salió pensando en este partido que en asegurar el liderato del grupo C. Didier Deachamps introdujo seis variantes en relación al partido anterior, pero con el mismo potencial. Lemar y Dembelé aparecieron muy poco por las bandas, dos jugadores explosivos en uno contra uno. Nzonzi, de gran temporada en Sevilla, acompañó a Kante en el doblete pivote. Las mayores dudas posiblemente estaban en los zagueros con Kimpembe, sobre todo, y Sidibé.

Lea: Una Francia especulativa ingresa a octavos y elimina a Perú del Mundial

A pesar de eso, los Bleus eran más equipo que los daneses, un conjunto musculoso y cauteloso, que llegó asegurar el empate o sorprender marcando el gol del éxito en un contraataque. Desde ese propuesta, se destacó más el ejercicio defensivo que las proyecciones ofensivas encargadas de ejecutar el veloz Sisto neutralizado la hora que disputó. Con este panorama había poco que disfrutar, más allá de dos jugadas francesas, que no desarrollaron, y una danesa en el área que a primera vista parecía penalti pero la repetición demostró lo contrario.

En el complemento, fue más equilibrado con Dinamarca empujando un poco hacia adelante aunque manteniendo la misma cautela de la primera parte. No obstante, la iniciativa perteneció a los Bleus porque cuenta con jugadores ambiciosos como Mbappé que su primera llegada al marco fue un remate despejado por el portero Schmeichel (83), muy seguro en la cabaña.

Mbappé volvió aparecer al final del encuentro, pero su acción no progresó. El joven atacante francés estaba deseoso de protagonismo, el cual tendrá en los octavos contra Nigeria o Argentina en un duelo que será titular junto al resto de la pesada artillería francesa que se guardó en este encuentro porque solo era de trámite.