Secretario general de la CIDH, Paulo Abrao, hace un llamado «a no naturalizar la barbarie»

De "alarmante" calificó el secretario general de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, las cifras de muerte que registra Nicaragua durante poco más de dos meses de protestas

El secretario ejecutivo de la CIDH Paulo Abrao junto a Antonia Urrejola, en conferencia de prensa en Washington. TOMADA DE TWITTER

De «alarmante» calificó el secretario general de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, las cifras de muerte que registra Nicaragua durante poco más de dos meses de protestas, las que dijo no deben seguir e hizo un llamado a los nicaragüenses «a no naturalizar la barbarie». «Ya hemos aprendido con el pasado de conflictos. No vale la pena repetirlos. Sabemos que Nicaragua es más fuerte que la barbarie», dijo el secretario.

Abrao apuesta al trabajo que puede desarrollar la Comisión de Verificación y Seguridad la que calificó de «clave para alcanzar el fin de la violencia».

Masacre de familia

De la visita a Nicaragua Abrao sostiene que son varias cosas las que le impresionaron. Una de ellas la masacre de la familia Velásquez en el barrio Carlos Marx, donde seis personas, incluidos dos niños, murieron calcinados.

familia
LA PRENSA/ WILIH NARVAEZ

«El incendio en la casa afectando a toda una familia. La muerte de un bebé de poco más de un año. Linchamientos en contra de sandinistas cometidos por grupos sociales que reaccionan a la represión. La acción de terror de las turbas en los barrios. Los francotiradores con la aquiescencia y en presencia de la Policía», enumeró el secretario ejecutivo de la CIDH.

Este lunes mientras se instalaba el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), varias ciudades del país donde la población autoconvocada ha seguido manifestando su repudio a la represión, continuaba el asedio de parte de fuerzas pro gubernamentales como Nagarote, León, Juigalpa y Matagalpa.

Lea además: CIDH recibe más de tres mil denuncias en tres días en Nicaragua

¿Cómo interpreta el asedio a la población manifestante? preguntó LA PRENSA a Abrao. «Esperamos que el Meseni pueda ayudar a avanzar el diálogo y a construir una solución pacífica a la crisis».

«El apoyo a la Comisión de Verificación y Seguridad es clave para alcanzar el fin de la violencia. Se tiene que seguir insistiendo en la fuerza de la Mesa de Diálogo. Pero la primera condición para avanzar debe ser el cese inmediato a la represión y el reconocimiento de las víctimas y de los abusos cometidos», dijo Abrao, quien expuso que «este proceso será legítimo y constructivo cuando la verdad y la justicia a las victimas esté en el centro de todo y sea el punto de partida».

Al tiempo que indicó que ese organismo «tiene un compromiso con todas las víctimas de todas las formas de violencia, sin perder la perspectiva de que el Estado (y quien lo representa), es quien tiene el deber y la responsabilidad de mantener la paz y la seguridad para todas la personas».

Número de muertos «es alarmante»

A Abrao de nacionalidad brasileña, tiene un doctorado en derecho y es profesor en Brasil y España.  Este mes de julio cumple dos años de estar en el cargo en la CIDH. También le preocupa el número de fallecidos que ya cobra la protesta y hasta donde contabilizaba, la CIDH hasta el 19 de junio ya sumaban 212 muertes, y que dice «es alarmante y no puede proseguir».

«Ya hubo momentos en otros países con violencia letal desmedida. La CIDH siempre ha denunciado estos hechos, sin importar qué fuerza política está en funciones. Los derechos humanos no tienen partido, tienen el lado de las víctimas, de todas las víctimas. Nuestro informe recoge todas las denuncias recibidas», dice Abrao.

Le puede interesar: CIDH: salida a crisis en Nicaragua debe ser pacífica

Y es por ello que cifra sus esperanzas en el Meseni el cual indicó «será nuestra herramienta principal para apoyar un proceso para detener la violencia y fortalecer la sociedad civil nicaragüense mientras que el GIEI (Grupo Internacional de Expertos Independientes) buscará investigar a quienes resulten responsables».

Sin embargo, de todo esto hay un problema y es de recursos pues reconoce que no han alcanzado la totalidad de los recursos para el funcionamiento tanto del Meseni como el GIEI.

No obstante, hay «dos promesas de apoyo nos han permitido empezar, haciendo uso adelantado de fondos propios de otras áreas, que vamos a tener que reponer para no paralizar la CIDH.

Lea también: CIDH inicia su plan de trabajo en Nicaragua tras la instalación del Meseni

Nicaragua se ha transformado en un esfuerzo adicional extraordinario en relación a lo que habíamos planificado para el año. Sin apoyo financiero urgente temo por la continuidad de este esfuerzo».

Es de resaltar que pese a la alarmante situación de Nicaragua, el Gobierno ha seguido negando la represión en contra de la población.

Abrao manifestó que «es común un estado de negación inicial a los graves hechos de violencia. Es desafortunadamente una marca cultural latinoamericana. Progresivamente quedará claro que vale la pena reconocer los errores, admitir que hubo excesos y que se cometieron graves violaciones de los derechos humanos y así abrir las condiciones reales para superarlos».

Lea además: Daniel Ortega a escrutinio ante Naciones Unidas y CIDH

A su criterio responder a las víctimas y los familiares «permite abrir una nueva etapa de solución al conflicto. La CIDH se dispone a ayudar, de manera sincera. Desde que el compromiso con las víctimas sea también sincero y puesto en el centro de todo».