Jonathan Loáisiga: «no pienso en regreso de Tanaka, sino en mí»

Según Baseball-Reference, Jonathan Loáisiga es el sexto lanzador de los Yanquis que en su debut lanza por debajo de 2.00 en sus primeras tres aperturas.

Jonathan Loáisiga abre el segundo juego de los Yanquis en el spring. LA PRENSA/ARCHIVO

Jonathan Loáisiga, el nicaragüense que ha impresionado en su debut con los Yanquis de Nueva York, no se  quiebra la cabeza calculando cuando tiempo permanecerá en las Grandes ligas. Lo suyo es subir a la colina y poner fuera a cada bateador. Su razonamiento es simple, entre mejor haga su trabajo, más posibilidades tendrá de sostenerse arriba.

Loáisiga habló largo y tendido con los periodistas después del su tremenda presentación el lunes por la noche contra los Filis de Filadelfia, en la que tiró 5.1 entradas de un hit y ninguna carrera, con dos bases y ocho ponches, para dejar sus numeritos en 2-0 y 1.93 en sus primeras tres aperturas en las Mayores.

“Me sentí muy bien gracias a Dios. Me ayudó mucho que la cantidad de picheos que hice en cada inning fue menor que en los otros juegos”, explicó el nica, quien en sus anterior partido debió salir en el cuarto inning porque se metió en problemas y llevaba 84 lanzamientos. Esta vez, con 86 disparos caminó más lejos.

El mánager de los Yanquis, Aaron Boone, dijo que poco a poco le irá dando más carga de trabajo a Jonathan y que consideró que en el sexto, con dos en base y un out, era el momento oportuno para sacarlo, lo que resultó en una gran movida, porque David Robertson llegó a apagar el fuego.

Loáisiga fue llamado a las Mayores para sustituir al abridor japonés Masahiro Tanaka, quien sufrió un tirón muscular en ambas piernas, pero se cree que en un par de semanas podría estar de regreso.

Sin embargo, el lanzador pinolero de 23 años de edad, tuvo una respuesta contundente cuando le preguntaron cómo se sentía ante el pronto regreso de Tanaka.

“Me enfoco en mejorar día a día. No pienso en cuando va a volver Tanaka, sino en mí, en ejecutar mis picheos y sacar outs”, afirmó el primer nica en la historia de los Yanquis.

Loáisiga ha sido elogiado por su frialdad en la colina. Nada parece perturbar su concentración y siempre parece estar amado de valor para enfrentar cualquier situación.

“El ver a mis compañeros veteranos como se relajan y hacen su trabajo, me ha ayudado a mí. Le pido a Dios que me de serenidad en el montículo”, agregó el derecho de Las Sierritas de Managua.

Los rivales de los Yanquis también ha tenido que ver con el nica. El mánager de los Rays, Kevin Cash, dijo que su presencia en la colina le recordó a Mariano Rivera, y ahora el artillero Rhys Hoskins, de los Filis, elogió el talento del pinolero.

“El chico (Loáisiga) tiene buenos lanzamientos, una recta de 95 a 97 millas con una bola que rompe bastante bien. Cuando alguien tira así y además pone la pelota donde quiere, no vas a ver buenos lanzamientos para batear. Es difícil hacerlo contra él”, dijo Hoskins.

Los Yanquis han gozado este año de un gran aporte de sus novatos, como Gleyber Torres, Miguel Andujar,  Tyler  Austin y Domingo Germán.

En la historia

Tan buen inicio de carrera tiene Jonathan Loáisiga que está metiéndose en la historia del equipo más histórico del beisbol.

Según Baseball-Reference,  Loáisiga es el sexto lanzador  de los Yanquis que en su debut lanza por debajo de 2.00 en sus primeras tres aperturas. Los otros son Pete Wilson (1908), Mel Stottlemyre (1964), Ray Fontenot (1983), Orlando “Duque” Hernández (1998) e Ian Kennedy (2007).

Más impresionante aún es que, de acuerdo a Katie Sharp, Loáisiga es el primer tirador de los Yanquis con dos juegos de cinco innings sin carrera en sus primeras tres salidas.

La frase

“No tocaba un bate desde hace seis años (cuando jugaba en Nicaragua con el Bóer en el Pomares). Solo pensé en hacer contacto con la pelota”, Jonathan Loáisiga.

El dato

1.93 es la efectividad de Jonathan Loáisiga en Grandes Ligas, con balance de 2-0 en tres juegos iniciados y 18 ponches en 14 innings.