Alcaldía de Managua invierte en su deficiente red de semáforos

Sin aclarar si son para los semáforos inteligentes o los amarillos, la Alcaldía de Managua ha invertido recientemente 846,300 córdobas para comprar material semafórico, de acuerdo al Siscae.

Semáforos inteligentes

El proyecto de los semáforos inteligentes no han hecho honor a su nombre, al operar de la misma forma programada que los amarillos. LAPRENSA/C.VALLE

Sin aclarar si son para los semáforos inteligentes o los amarillos, la Alcaldía de Managua ha invertido recientemente 846,300 córdobas para comprar material semafórico, de acuerdo al Sistema de Compras y Contrataciones del Estado (Siscae).

Con el dinero se adquirieron postes y brazos de semáforos, y controladores de tránsito, que requieren de cambio por su deterioro en diferentes intersecciones de la ciudad.

En abril de 2014 las autoridades locales anunciaron de la modernización en la red semafórica, la cual consistía en desinstalar los amarillos y poner unos dispositivos que controlaran el tráfico de forma automática, con contadores descendentes y cámaras para calcular los cambios de la luz verde y roja; pero en el tiempo que llevan en funcionamiento no han demostrado inteligencia y por tanto ha sido criticado por la población.

Pocos esperan la luz verde

Actualmente en Managua hay más de 170 intersecciones semaforizadas, que por las noches no importa de qué color está al cruzarse los conductores con prudencia y no esperar a tener la preferencia.

Esto está ligado a la inseguridad que reina en el país desde que el gobierno de Daniel Ortega empezó a reprimir sin piedad a la población por solo ejercer de forma masiva el derecho de la protesta cívica, originada por unas reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Después de las 6:00 p.m., cuando se va la luz del sol, los capitalinos buscan como llegar pronto a sus casas por lo frecuente que es la circulación de camionetas marca Hilux con encapuchados, que raptan o disparan a quemarropa.

Managua y su problema de tráfico

A diario Managua se enfrenta a embotellamientos en sus arterias principales, al tener una cantidad de vehículos que en promedio pasa los 350,000, según conteos de la municipalidad.

A esto se le suma que su infraestructura vial es ineficiente al hacer falta ampliar pistas y calles colectoras, construir pasos a desnivel, rutas alternas, puentes vevhiculares para enlazar barrios y desarrollar la movilidad sostenible y amigable con el medioambiente, como es andar a pie o en bicicleta.

Costo de la  “inteligencia”

La primera etapa del proyecto de semáforos inteligentes en Managua, tuvo una inversión de 4.6 millones de dólares y abarcó 52 intersecciones.

El costo de la segunda fase fue de 380,000 dólares y suma 10 puntos de la ciudad.

La proyección de la Alcaldía es que para 2019 se tenga abarcada toda la red, un anhelo que está difícil de lograrse.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: