Damania Corea pinta obras con historias de asesinados en colores grises

La paleta de colores vivos de Damiana Corea se ha vuelto gris porque ahora retrata el dolor y luto por los asesinados en abril, mayo y junio

“La sensibilidad de artista multiplica el dolor y cala hasta los huesos. No podemos ser indiferentes ante esta terrible realidad, ante esta profunda crisis social que atraviesa Nicaragua”, dice la artista expresionista Damiana Corea Arellano.

“El abuso de poder por parte de las autoridades, los asesinatos de tantas personas, de nuestros estudiantes, de nuestros niños, son hechos que duelen el alma, que hacen que cueste respirar”, añade la artista.

Puede leerLas hermanas Mars y Ana Rodríguez se suman al concierto Cantando por Nicaragua

Y en su caso precisa que se ha visto afectada al ver cómo matan a personas desarmadas, o que se han defendido con huleras, piedras, palos o morteros, lo que también ha conmovido al mundo.

“Ninguna de las personas que han asesinado ha tenido un arma de fuego en su mano cuando les dispararon”, reflexiona la artista.

Este convulso escenario ha llevado a Corea Arellano a vestir su paleta de luto y pintar sus nuevas obras de empastes gruesos en escalas de grises, rojo quemado, azul oscuro y negro.

“¡Mi paleta que suele estar llena de colores, de alegría y movimiento se ha vuelto gris!”, resalta Corea Arellano.

Así vemos como su arte social actual se aleja de los colores vivos y del encantamiento expresionista.

En obras anteriores, expuestas en varias galerías, entre ellas la del Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra, su paleta vibraba en tonos de rojo intenso, amarillo encendido, azul y verdes claro, con imágenes de naturalezas pletóricas de fulgor, de sueños, gracia y cultura.

Lea también: Luis Enrique Mejía Godoy habla del concierto que ofrecerá en Miami junto a Katia Cardenal y sus hijos

En tanto ahora, Corea Arellano presenta tres obras de intensidad dramática de trazos fuertes y vibrantes, su inspiración está lograda en siluetas humanas fantasmagóricas, basadas en niños y personas asesinadas.

También pueden verse como imágenes intensas que reflejan la muerte, así como la incertidumbre y asombro ante un estado de terror.

Tres obras sobre tragedias

Al respecto la artista explica que su primera obra de Las cruces que alude a los héroes de abril y mayo, nació al ver a la hijita del periodista Ángel Gahona ondeando la Bandera de Nicaragua en la Rotonda Jean Paul Genie, pidiendo justicia.

Otra de sus pinturas, un óleo sobre lienzo, “nació a raíz de la dolorosa tragedia ocurrida el sábado 16 de junio en la que murieron calcinados dos bebés junto a toda su familia”, comenta la artista.

En tanto su tercera obra titulada Vigilia de estudiantes (óleo sobre lienzo) “es un homenaje a los valientes jóvenes universitarios”, explica Corea Arellano.

Estos estudiantes —añade la artista— continúan “luchando sin una bandera política por los jóvenes asesinados, por las madres que han perdido a sus hijos. No puedo imaginar el dolor que están sintiendo esas madres”.

“Cada día amanezco pidiendo a Dios por su intercesión”, nos cuenta esta artista es su petición de justicia divina, y para que cese cuanto antes esta vorágine sangrienta, de dolor y luto para Nicaragua.

Las protestas contra el gobierno de Ortega iniciaron el pasado 18 de abril. La Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos (ANPDH) registra 285 asesinatos y más de 1,500 heridos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: