Una Croacia liderada por Modric busca superar la gesta de Francia 1998

La sombra del tercer puesto logrado por Croacia en el Mundial de Francia 1998, la generación de los Davor Suker, Zvonimir Boban y Robert Prosinecki, es alargada

Christian Eriksen y Luka Modric son las principales figuras de ambas escuadras. LAPRENSA/AFP

La sombra del tercer puesto logrado por Croacia en el Mundial de Francia 1998, la generación de los Davor Suker, Zvonimir Boban y Robert Prosinecki, es alargada. Bien lo saben los miembros de la actual generación dorada croata, que reclaman escribir su propia historia.

Lea:Túnez brinda una lección de realismo a Panamá

La proeza de aquella gran selección croata, que en su primera participación mundialista como país independiente tras la desmembración de la antigua Yugoslavia logró colocarse en el podio del futbol mundial en Francia 1998, pervive en la retina de la hinchada arlequinada, que se pregunta: ¿Se puede repetir otra vez?

“Sabemos que el equipo de 1998 fue increíble, son ídolos, nos mostraron el camino de cómo hacerlo, pero ahora tenemos que olvidarnos de ellos, con todo el respeto y el crédito que tienen”, manifestó este viernes el centrocampista Ivan Rakitic, uno de los grandes talentos de este conjunto.

Meritorio tercer lugar

Aquella selección de 1998 dejó por el camino a Jamaica (1-3), Japón (0-1) y solo cayó ante Argentina (1-0), superó en octavos de final a la Rumanía de los últimos años del Maradona de los Cárpatos Gheorghe Hagi (0-1) y se plantó en semifinales tras apear con un contundente 0-3 a la Alemania de Jurgen Klinsmann y Oliver Bierhoff, que venía de ganar la Eurocopa de 1996.

Te interesa:Bélgica vence a Inglaterra y se queda con el liderato del grupo

Solo la anfitriona, y a la postre campeona, Francia, detuvo el camino del conjunto arlequinado, con dos goles del defensor Liliam Thuram que respondieron al tanto de Davor Suker en el amanecer de la segunda parte de aquel partido en el Stade de France-Saint Denis.

El tercer puesto, con triunfo 1-2 ante Holanda, fue el consuelo de una generación que tuvo al alcance de la mano la final mundialista, y que ahora se pone como ejemplo a la actual Croacia de Zlatko Dalic.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: