SICA pide el cese de inmediato de la violencia y respeto a los derechos humanos en Nicaragua

Aunque el Gobierno trató de evitar que se presentara un informe de la crisis que vive el país en la Cumbre del Sica se emitió una declaración especial sobre Nicaragua en la que se pide el cese inmediato de la violencia, el respecto a los derechos humanos

LI Cumbre de Jefes de Estado del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica). 30 de junio de 2018, Santo Domingo (República Dominicana). EFE/Orlando BarrÌa

El Gobierno intentó sin éxito que el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) José Adán Aguerri presentara un informe de la crisis sociopolítica que vive el país en la Cumbre del Sistema de Integración Centroamericano (Sica). Tampoco pudo impedir que al término del encuentro se emitiera una declaración especial en la que se pide el cese inmediato de la violencia, el respecto a los derechos humanos y se insta a las partes a encontrar una salida pacífica a través del diálogo, que tiene que garantizar justicia social y el bienestar del pueblo.

Nicaragua vive una crisis sociopolítica desde el pasado 18 de abril que ya deja más de doscientos muertos, miles de heridos, desaparecidos, encarcelados que son atribuidos al uso excesivo de la fuerza policial y al actuar de grupos parapoliciales que reciben resguardo de la fuerza del orden. La crisis también ha provocado millonarias afectaciones a la economía.

Lea también: Ortega intenta boicotear participación de José Adán Aguerri en Cumbre del Sica

Tras presentar sus condolencias a los familiares de las víctimas y recordar que la preservación de la paz es responsabilidad de todos los actores sociales, la declaración especial sobre Nicaragua que se emitió esta mañana al concluir la cumbre del Sica en Santo Domingo, República Dominicana, hace un llamado urgente «al cese inmediato de la violencia en todas sus manifestaciones, la cual ha ocasionado inseguridad, muertes, destrucción de bienes públicos y privados».

Además, expresa su confianza en el diálogo y la concertación como caminos necesarios para la construcción y preservación de la paz.

Justicia social y bienestar del pueblo debe ser prioritario

«Esperamos una solución de consenso a los problemas que se presentan en nuestras sociedades. En tal sentido, saludamos la voluntad del gobierno de Nicaragua y de los sectores que conforman la sociedad nicaragüense por reafirmar su vocación de diálogo, dirigido a la búsqueda de acuerdos, estableciendo como principal objetivo la justicia social y el bienestar del pueblo, en el marco del respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho», dice el documento.

Además, respalda el papel de mediadores y testigos de los obispos de la Conferencia Episcopal en el Diálogo Nacional y expresa su confianza en que su imparcialidad y objetividad generarán la confianza necesaria entre las partes para alcanzar una solución integral a la crisis.

Puede leer también: Presidente de Costa Rica exige al SICA asumir un papel activo en crisis de Nicaragua

También, reconoce el acompañamiento y la implementación de acuerdos por parte de «la Organización de los Estados Americanos, de la Comisión interamericana de Derechos Humanos, la Organización de Naciones Unidas y la Unión Europea».

La declaración también destaca la anuencia del Gobierno de Nicaragua de «invitar al Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas: a una Misión de la Unión Europea y al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) propuesto en las recomendaciones del informe preliminar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y acordada con la Organización de Estados Americanos».

Buscarán opciones para recuperar movilidad en la región

Finalmente el documento,  expresa la profunda preocupación de los mandatarios de la región «por la situación de movilidad de pasajeros y carga que está afectando a toda la región, especialmente a los dedicados al transporte de mercancías detenidos por el bloqueo de vías terrestres nicaragüenses», por lo que insta a buscar «una solución pacífica de manera urgente de forma que se reestablezca el tránsito seguro a través del istmo».

Para lograr el restablecimiento de la movilidad a través del istmo, se instruye a la Secretaría General del Sica para que «en coordinación con la Secretaría de Integración Económica Centroamericana y la Dirección Ejecutiva de la Comisión Centroamericana de Transporte Marítimo, evalúen alternativas a los problemas de transporte.

También puede leer: Transportistas continúan varados en Carazo

Para lograr el restablecimiento de la movilidad en la región, le piden a las instancias antes mencionadas plantear soluciones «al Consejo de Ministros del ramo respectivo para que de manera prioritaria adopten las medidas que contribuyan a encontrar soluciones que dentro del marco jurídico institucional respondan a las demandas ciudadanas».

Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica, durante su discurso en la cumbre del SICA puso en discusión en tema de la crisis de Nicaragua. LA PRENSA/CORTESÍA. LA PRENSA/CORTESÍA

Ortega no asistió

Finalmente la declaración instruye al secretario general del Sica, el ex-presidente de Guatemala Vinicio Cerezo a continuar brindando especial atención a la crisis de Nicaragua, «para que en el marco de las competencias asignadas en el Protocolo de Tegucigalpa a la Carta de la ODECA y sus instrumentos complementarios, brinde acompañamiento al proceso de Diálogo Nacional».

La declaración está firmada por los presidentes de los países miembros del Sica que asistieron a la cumbre: Danilo Medina Sánchez, de República Dominicana que actualmente ocupa también la presidente pro témpore del Sica;   Carlos Alvarado de Costa Rica; Salvador Sánchez Cerén de El Salvador; Jimmy Cabrera Morales de Guatemala; Juan Carlos Varela de Panamá; y Juan Orlando Herández de Honduras.

También le puede interesar: Preocupación por grave crisis de Nicaragua llega a Ginebra, Suiza

Como ha ocurrido en este tipo de evento en la última década el presidente Daniel Ortega no asistió y los sustituyó en el evento, el Ministro Asesor para Asuntos del Caribe Valdrack Jaentschke. El documento también fue firmado por el Ministro de Relaciones Exteriores de Belice, Wilfred Elrington.