Paramilitares orteguistas atacan a balazos a otra manifestación cívica en Managua

El ataque de paramilitares se dio dos cuadras de la casa del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), ubicada en el barrio Andrés Castro

Caravana inició en la rotonda El Periodista. LAPRENSA/Jader Flores,

Por segundo día consecutivo fue atacada en Managua una masiva movilización cívica, que esta vez no dejó muerto pero sí una persona herida en el brazo por paramilitares. Mientras que en Tipitapa y Jinotega se reportaron violentas jornadas de represión policial y paramilitar.

El sábado 30 de junio el ataque fue a la Marcha de las Flores y este domingo a la caravana denominada “Managua no olvida, Nicaragua no se rinde”, esta última cuando llevaba casi dos horas de recorrido.

Justo cuando avanzaba por el barrio Andrés Castro y se aproximaba a Altagracia, donde está ubicada la casa del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) del Distrito Tres, la caravana fue atacada.

Lea además: Tomatierras matan a un joven y hieren a ocho manifestantes de la Marcha las Flores en Managua

Uno de los motorizados que iba al frente recibió el disparo y como medida de seguridad el resto de la caravana se desvió por el sector este de El Recreo, a través de la 25 Calle, para concentrarse en la rotonda El Periodista, que fue el punto de partida de la actividad azul y blanco.

Después del ataque a balazos, Raquel González, quien participó en la caravana desde el inicio, dijo que estas acciones solo revelan el miedo de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo porque perdieron al pueblo que ahora demanda de forma pacífica su salida inmediata de la Presidencia y que respondan por todos los muertos que ha dejado su represión.

“Para mí (los ataques) son una representación del miedo porque la verdad (Ortega) está derrotado, el pueblo ha dicho presente en cada marcha, que han sido multitudinarias cada una y estamos dispuestos a seguirlo haciendo por nuestra paz y democracia”, comentó González cuando ya estaba en la rotonda pero siempre portando la bandera de Nicaragua.

También lea: Ciudadanos vuelven a las calles de Nicaragua para exigir la renuncia de Daniel Ortega

Sin embargo el ataque no echó a perder el ambiente de civismo que volvieron a demostrar los cientos de participantes. Al igual que inició, así culminó: banderas azul y blanco que nunca dejaron de ser ondeadas y siempre sonaron las canciones alusivas a la libertad, justicia y paz.

Esto fue acogido por los pobladores de los barrios Hialeah, Memorial Sandino, San Judas y El Recreo, que salieron de sus casas para saludar la caravana con banderas en mano o sonando cazuelas, creando un bullicioso ambiente cívico en la capital.

Entre la prolongada fila de vehículos que avanzaba iba la líder campesina Francisca Ramírez, quien micrófono en mano demandaba la salida de Ortega y que se haga justicia en el país por la represión gubernamental que ha dejado muerte y luto y que horroriza todos los días a los ciudadanos.

Lea también: Marchan para exigir justicia para las víctimas de la represión en Nicaragua

“Solo el pueblo salva al pueblo y aquí no debemos tener miedo porque hay un tirano que nos está quitando la vida y no podemos el pueblo permitirlo y el poder lo tiene el pueblo”, destacó Ramírez a LA PRENSA.

La caravana cívica empezó a recorrer los barrios del Distrito Tres de la capital; iban niños, adolescentes, jóvenes y adultos gritando frases como “Fuera Ortega” o “Que se vayan, que se vayan” y no dejaban de agitar la bandera azul y blanco. Los conductores de los vehículos sonaban sus bocinas en señal de apoyo.

El país vive una etapa de protestas, que empezaron por la represión gubernamental que ha dejado más de 285 muertos y decenas de heridos, y continúa alargando la lista porque no dejan de disparar y golpear a la población que protesta.

Casa del FSLN impone terror

Los atacantes de la caravana “Managua no olvida, Nicaragua no se rinde” salieron de la casa del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) del Distrito Tres y dispararon contra los manifestantes, que se acercaban por el sector este.

Los pobladores aprovecharon el hecho para denunciar que todas las noches cierran la calle y permanecen en las instalaciones de la casa del partido, lo que provoca temor en la población de los barrios Andrés Castro y Altagracia.

Lea más en: Mónica Baltodano dice que Daniel Ortega ha construido un “ejército irregular”

A escasos metros también están las instalaciones centrales de la Alcaldía de Managua, que desde hace más de dos meses son resguardadas por miembros del Ejército de Nicaragua. Además han levantado muros perimetrales más alrededor de la comuna capitalina, al haber temor de ataques porque los trabajadores y la maquinaria han sido utilizados para quitar barricadas.

Ataque a Tipitapa para quitar barricadas

Desde tempranas horas de este domingo, policías encapuchados y fuertemente armados llegaron al municipio de Tipitapa para quitar las barricadas levantadas por la población como forma de protesta contra el gobierno de Daniel Ortega. Habitantes del reparto Oronte Centeno informaron que los policías atacaron para disolver la concentración de los autoconvocados y poder despejar la vía, dejando personas heridas y varias detenidas.