Alianza Cívica llama a marchas y plantones para presionar más a Daniel Ortega

Manifiestan que no dejarán de pedir justicia en las calles, pese a represión del Gobierno

La Marcha de las Flores en Managua en honor a los niños y adolescentes asesinados por el Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE

La Marcha de las Flores en Managua en honor a los niños y adolescentes asesinados por el Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia anunció que mantendrá la presión social en las calles con más marchas y plantones, como una permanente denuncia de las violaciones a derechos humanos en el país.

“Por los más de 285 hermanos y hermanas asesinados, volvemos a las calles y agradecemos a todos y cada uno de los y las nicaragüenses que dentro y fuera del país mantienen la lucha por la justicia y la democracia en Nicaragua”, manifestó la Alianza Cívica en un comunicado.

De rotonda a rotonda

Para el miércoles, la organización convocó a un plantón denominado “de rotonda a rotonda”, que consiste en salir de 11:00 a.m. a 1:00 p.m. a las aceras ubicadas desde la rotonda Rubén Darío hasta la rotonda Jean Paul Genie, en Managua, explicó Juan Sebastián Chamorro, uno de los miembros de la Alianza Cívica, quien es director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Fotogalería | Así recorrió la capital la caravana “Managua no olvida, Nicaragua no se rinde”

Chamorro dijo que este plantón hace una invitación a todos los que viven en el sector de la carretera Managua-Masaya, para que salgan durante esas horas a las aceras para acompañar esta iniciativa.

Otra iniciativa: Juntos somos un volcán

También convocaron una marcha el sábado en Managua, a las 10:00 a.m., denominada Juntos somos un volcán, “con réplicas en todo el país”, pero aún no han definido la ruta.

“Como alianza nacional no podemos quedarnos callados ante los atropellos que se dan en (la cárcel de) El Chipote, por lo que exigimos la libertad de presos políticos y su cierre (de la prisión). El Chipote se ha convertido en símbolo de tortura y dolor para los nicaragüenses”, exigió la Alianza Cívica.

Lea además: Autoconvocados cierran indefinidamente tranques en Matagalpa hasta que jóvenes secuestrados sean liberados

Desde el 18 abril, Nicaragua vive una crisis por la represión policial contra la protesta ciudadana, que ha dejando al menos 285 muertos, según los organismos de defensa de derechos humanos.

Chamorro dijo que la demanda sigue siendo “justicia verdadera” para los casi 300 muertos por la represión policial, un número que todos los días aumenta.

La Alianza Cívica tiene confianza en que estos crímenes serán esclarecidos por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que llegó al país este lunes.

Lea más en: Así te contamos las Marchas de las Flores en Nicaragua

El fin de semana reciente se hicieron dos manifestaciones, las cuales fueron atacadas por los grupos paramilitares del Gobierno.

Chamorro reconoce que el riesgo de ataque a la ciudadanía es latente, pero considera que no debe dejarse de protestar de manera pacífica, porque eso es precisamente lo que quiere el régimen de Daniel Ortega.

Diálogo Nacional

La mesa del Diálogo Nacional, entre representantes del gobierno de Daniel Ortega y miembros de la sociedad civil —agrupados en la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia—, sigue sin reanudarse desde el pasado 25 de junio, cuando se reunieron en mesas de trabajo.

Le puede interesar: Marchan para exigir justicia para las víctimas de la represión en Nicaragua

Este lunes, Juan Sebastián Chamorro, miembro de la Alianza Cívica, manifestó que no se debe perder la esperanza en el diálogo, porque es el que dio la oportunidad de traer a los organismos internacionales que están investigando los crímenes que se han cometido en el país.

Chamorro mencionó que aunque la mesa del diálogo está suspendida, hubo avances en la Comisión de Verificación y Seguridad, encargada de “constatar que exista un ambiente de paz y seguridad para todos los nicaragüenses”, mientras el Gobierno insiste en usarla para elaborar un plan “para la remoción de los tranques”.

Lea también: Gobierno en feroz persecución a defensores de derechos humanos

La ciudadanía ha colocado los tranques y barricadas como forma de presionar al Gobierno para sentarse a dialogar, pero también como una manera de protegerse ante la represión de la Policía y las fuerzas paramilitares. Son estos grupos, bajo el mando del Ejecutivo, los que han desatado la violencia en todo el país.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: