Alcaldía de Granada trabaja medio tiempo tras ser quemada durante enfrentamientos

El Consejo Municipal tampoco realiza sesiones desde hace varios meses porque no hay convocatoria de parte de las autoridades granadinas

Granada

Economía de Granada es golpeada tras los disturbios y saqueos. LAPRENSA/ARCHIVO

Desde el pasado 5 de junio cuando las instalaciones de la Alcaldía de Granada fueron quemadas, la institución funciona medio tiempo. Incluso la alcaldesa sandinista, Julia Mena Rivera, no se ha presentado a trabajar. La Alcaldía opera en la parte trasera del edificio donde fue el hospital San Juan de Dios.

Además, el Consejo Municipal tampoco realiza sesiones desde hace varios meses porque no hay convocatoria de parte de las autoridades. Los proyectos se encuentran detenidos. “Estamos laborando normal, pero hasta las 2:00 de la tarde, pero a la alcaldesa Julia Mena, tenemos rato de no verla. No sabemos qué pasó con ella, solo vemos parqueada su camioneta asignada”, dijo un trabajador de la Alcaldía que pidió anonimato.

Las oficinas de recaudación, biblioteca, archivo, registro civil entre otras, están abiertas al público. A raíz de la quema, las autoridades decidieron reforzar la seguridad al momento de ingresar a las instalaciones.

Le puede interesar: Paramilitares y antimotines ingresan a Granada y atemorizan a la población

LA PRENSA conoció extraoficialmente que algunos concejales se fueron del país para proteger sus vidas, tras reiteradas amenazas de muerte que recibían de parte de militantes del FSLN.

Alcaldía percibe menos impuestos

En Granada la recolección de basura se realiza solo en algunos barrios, por lo falta de operarios. Una fuente que habló con la LA PRENSA, bajo anonimato, indicó que la población ha bajado de forma considerable el pago de sus impuestos. Además, confirmó que han enviado de vacaciones a varios empleados y se prevé que pronto se realicen despidos.

Lea además: Camiones recolectores de basura dejan de pasar en barrios de Granada

La crisis sociopolítica que se vive en la ciudad ha generado el cierre de muchos negocios, como hoteles, tiendas y establecimientos propios del turismo local, quedando centenares de personas desempleadas.

“La peor crisis que hemos vivido en Granada, la estamos viendo ahora. No hay autoridad en la ciudad. Se dice que la alcaldesa está escondida, la delincuencia se tomó las calles y los dueños de negocios están cerrando porque no hay turistas”, dijo un poblador que pidió anonimato.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: