Doctora de una clínica previsional de Juigalpa denuncia acoso laboral por apoyar las protestas en Nicaragua

La cirujana pediatra Darling Pérez afirma que Eric Centeno, director general de la clínica La Asunción, la está acosando laboralmente para hacerla renunciar

La doctora Darling Pérez junto a sus colegas de la clínica La Asunción en Juigalpa. LA PRENSA/CORTESÍA

La cirujana pediatra de la clínica médica previsional La Asunción, en Juigalpa, Chontales, Darling Pérez, denunció que Eric Centeno, director general de ese centro médico, la está acosando laboralmente para hacerla renunciar a su trabajo, esto debido a que ella ha participado activamente en las protestas contra la represión gubernamental y se ha mantenido muy activa en las redes sociales denunciando lo que considera que está mal.

Pérez labora en esta clínica del Ministerio de Salud (Minsa), que brinda servicio a los asegurados, desde el 1 de mayo de 2015 y nunca hubo problemas con su trabajo hasta el 21 de abril, cuando el director de la clínica le pidió a través de un mensaje de Whatsapp «que revisara las publicaciones en Facebook» y le adviertió que recordara que era trabajadora de la clínica «y que cuando todo esto (las protestas) termine, todo (las redes sociales) se va a revisar».

La cirujana asegura que desde ese día Centeno comenzó una campaña en las redes sociales contra los médicos que han apoyado a los manifestantes, acusándolos de faltar al partido de gobierno. «Ellos (los directores de los hospitales) tienen en su cabeza que hay una conexión Estado-partido, ellos creen que es lo mismo, pero el hecho que vos seás trabajador del Estado no significa que vas a ser igual (pertenecer) al Frente Sandinista, no es así».

Lea: Las denuncias de los nicaragüenses demuestran la deshumanización del Sistema de Salud en el país, según especialista

El 27 de junio, el director de la clínica previsional dejó las amenazas y tomó represalias contra la doctora Pérez. Ese día le notificó que la iba a cambiar de turno, a lo que ella accedió, luego le cambiaron el consultorio por uno más pequeño y el domingo 1 de julio a las 11:30 de la mañana Centeno la llamó para notificarle que le cancelarían los turnos que están establecidos en su contrato de trabajo.

«Al quitarme los turnos él me está quitando entre 7,000 y 8,000 córdobas que yo devengo más mi salario; pero yo le digo que no hay problemas, ‘está bien pero eso me lo pasa por escrito porque me está llamando fuera de mi horario laboral’; entonces, él me dice que ‘eso no es necesario’, pero como los turnos están establecidos en mi contrato yo necesito que eso quede escrito para que el día de mañana no me digan que no estoy cumpliendo… él puede decir que no dijo nada y después correrme», explica la doctora.

Ante la inquietud, la doctora Pérez hizo una carta en la que notifica al departamento de Recursos Humanos sobre la disposición de la dirección del hospital, pero cuando le pidió al director que firmara la misiva este se negó a hacerlo, por lo que Pérez grabó un video para dejar una prueba de lo sucedido.

«Yo agarré mi teléfono y me puse a grabar y cuando comienzo a grabarlo a él (Centeno) se me tira encima a tratar de quitarme el teléfono, ahí estaba una señora y ella lo agarró… Yo sé que esto es una medida de presión para que yo renuncie, pero yo no voy a renunciar, si él quiere y tiene el valor que me despida, pero que lo haga él porque yo no tengo por qué renunciar. El hecho de que yo no esté de acuerdo con lo que hace el Gobierno no por eso voy a renunciar a mi trabajo», agregó la doctora.

Lea también: Médicos del mundo condenan el colapso del Sistema de Salud en Nicaragua

Luego que Pérez hizo pública su denuncia en las redes sociales, la Asociación Nicaragüense de Cirugía Pediátrica (ANICIPED) señaló que el trato que está recibiendo la doctora es «injusto y no apegado a derecho» y advierten que Pérez es víctima de acoso laboral tal como lo establece el artículo 15 de la Ley 779, Ley Integral Contra la Violencia hacia la Mujer.

«Estamos al tanto de la represión a la que está siendo víctima nuestra colega, la cual actualmente se encuentra laborando en Clínica Médica Previsional Filial Asunción, consideramos injusto y no apegado a derecho la forma arbitraria en que se le está modificando sus horarios de trabajo y de cómo la colega está siendo sujeto de acoso laboral, por parte de sus autoridades», dice el comunicado de ANICIPED.

Según la doctora Pérez, ella fue a la Policía Nacional a poner la denuncia pero ahí solo la escucharon y la citaron para un proceso de mediación. También puso la denuncia ante el Ministerio del Trabajo y en el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (CENIDH).

Le puede interesar: Ministra de Salud niega que no atiendan a víctimas de la represión

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: