Niñez debe ser protegida e informada del conflicto en Nicaragua

Mantener el equilibrio en la información que suministran a los niños y adolescentes es el gran desafío que enfrentan los padres de familia en Nicaragua, ya que la crisis sociopolítica tienen a toda la población con estrés generalizado y los menores son cada vez más vulnerables

Especialista en Niñez considera contraproducente la participación de niños en las marchas que se realizan en Nicaragua ya que este no es un ambiente seguro para los menores. LA PRENSA/ ARCHIVO

Especialista en Niñez considera contraproducente la participación de niños en las marchas que se realizan en Nicaragua ya que este no es un ambiente seguro para los menores. LA PRENSA/ ARCHIVO

Mantener el equilibrio en la información que suministran a la niñez y adolescentes es el gran desafío que enfrentan los padres de familia en Nicaragua, ya que la crisis sociopolítica tienen a toda la población con estrés generalizado y los menores son cada vez más vulnerables según explicó la Especialista de Niñez en Emergencia de Visión Mundial, Cristina Centeno.

«Hay que explicarles (a los niños) lo que está pasando en el país pero sin dar detalles porque a veces podemos hacer los extremos, o ignoramos por completo y no tomamos en cuenta que el niño está presente o lo cargamos de mucha información que el niño no va a poder asimilar. Hay que tener un equilibrio en la información que les damos y esa información también tiene que estar acorde con la edad del niño», explicó Centeno.

Pero en la era de las redes sociales controlar la información es prácticamente imposible, es por esta razón que la experta en niñez recomienda a los padres de familia que acompañen a los menores para que estos usen cuentas seguras y mantenerlos ocupados para que estos se desconecten de las redes.

Le puede interesar: Junior Gaitán, la historia del niño mártir de Masaya

«Tanto los adolescentes como los adultos deben administrar las redes sociales…  muchas veces pueden tener apagada la televisión pero están con el teléfono consumiendo gran cantidad de información y esta información descompensa (emocionalmente). Hay personas que han pasado días enteros conectados viendo noticias. La familia tiene que administrar lo que está viendo en las redes porque eso también te enferma», enfatizó Centeno.

Menores no deberían estar en las protestas

Por otro lado, aunque la participación es un derecho de los niños, niñas y adolescentes, esta especialista en niñez considera que la presencia de menores en las diferentes marchas que hay en el país es contraproducente, ya que las protestas no son un ambiente seguro para los menores y los padres de familias son los primeros que tienen que garantiza la seguridad de sus hijos.

“Los adolescentes tienen que estar protegidos y esa protección quienes la tienen que garantizar son las familias… los padres de familia tienen que hablar cons sus hijos y decirles a qué riesgos están expuesto y qué puede hacer él para protegerse y para proteger a otros”, agregó Centeno.

Signos de alarma

Cuando un niño experimenta bruscos cambios de conducta o presenta enfermedades como diarreas, dolores de cabeza, pérdidas de sueño, pueden ser síntomas del estrés generalizado que hay en Nicaragua.

“Algunos síntomas que presentan los niños es que tienen temor y no quieren soltarse de sus padres, se asustan con cualquier ruido fuerte y lo asocian a situación de peligro, el padre tiene que estar pendiente y no invalidar lo que el niño está sintiendo”, explicó la especialista en Niñez de Visión Mundial, Cristina Centeno.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: